Público
Público

El Tesoro capta 4.763 millones en deuda a largo plazo

Vuelve a colocar bonos 20 años, con un interés por encima del 6%, por primera vez desde julio de 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro público colocó el jueves bonos por 4.736 millones, por encima del objetivo máximo de 4.500 millones de euros en una subasta considerada favorable para los intereses del país, pero que el mercado aprovechó para recordarle al Gobierno que la solicitud de un rescate es todavía un asunto pendiente. La prima de riesgo ha repuntado hasta cerrar cerca de los 450 puntos, desde los 431 puntos del miércoles, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 5,84% (el 5,69% un día antes). Pese a que la tesorería pública cubrió con las emisiones de este jueves sus necesidades de financiación a medio y largo plazo para este año y ya puede hacer colchón para 2013, los rendimientos subieron en el mercado secundario, lo que analistas interpretaron como una advertencia al Ejecutivo de que el buen ritmo de financiación del país no debe hacerle creer que la petición de la asistencia financiera ya es innecesaria.

En este sentido, una fuente de Economía apostilló que ya se han colocado este año 86.358 millones de euros en papel a medio y largo plazo, equivalente al 100,53% presupuestado. 'El Tesoro realizará todas las subastas pendientes en lo que queda de ejercicio para atender sus compromisos con los inversores e iniciar la prefinanciación de 2013', dijo una fuente del Ministerio de Luis de Guindos. La misma añadió que el coste medio de financiación a 31 de octubre de este año era del 3,4%, frente al 3,9% a diciembre de 2011.

'Yo creo que la subida de la prima de riesgo después de la subasta, que ha sido buena, es un recordatorio al Ejecutivo para de que no olvide que el rescate continúa siendo un elemento pendiente', dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G Valores. La directora de estrategia y economía de Cortal Consors, Estefanía Ponte, quien dijo compartir la tesis de López, añadió que una vez pasadas las elecciones en EEUU, se habría acabado un cierto periodo de estabilidad del que han disfrutaron distintos mercados financieros, entre ellos el de deuda soberana europea.

En la subasta de hoy , el Tesoro ha adjudicado 992 millones de euros en bonos a 3 años con un tipo marginal del 3,678% (desde el 4,028% de la anterior emisión del pasado 4 de octubre); en la nueva referencia con vencimiento en 2018, la tesorería española adjudicó 3.040 millones de euros con un tipo marginal del 4,769%; finalmente, en obligaciones con una vida residual de 20 años, el emisor público colocó 731 millones de euros con una rentabilidad marginal del 6,366% (la anterior emisión de esta misma referencia procedía del 21 de octubre de 2010, cuando en aquella ocasión de fijó un rendimiento marginal de 4,791%).

Los analistas consideran muy favorable la emisión de papel a 20 años, una referencia que no se emitía desde hace dos años, centrando el interés del mercado al identificar los expertos en este plazo el mejor indicador sobre el mercado de deuda española. 'Considero que el 20 años ha sido un éxito', añadió Ponte, directora de estrategia y economía de Cortal Consors. En esta emisión se produjo una ratio de cobertura 2,1 veces, lo que fue interpretado como un buen síntoma desde la perspectiva de la confianza.

Los expertos dijeron que el principal factor de respaldo para la subasta es el hecho de que el Estado central haya cubierto la práctica totalidad de su volumen de emisión previsto para este año, a falta de cubrir flecos en la refinanciación de las Letras. 'Más allá de que el mercado refresque la memoria de Gobierno y le recuerda que el tema de la asistencia financiera sigue en su agenda, el resultado del 20 años ha sido una prueba de que el mercado sigue plenamente abierto para el Tesoro español', dijo un analista.

Las últimas cifras divulgadas por el Tesoro sobre tenedores de deuda pública española han revelado que los inversores no residentes volvieron en septiembre a ser los principales poseedores de deuda pública con el 35,40% del total frente al 32,35% de los bancos españoles, unos porcentajes que en agosto fueron del 33,49% y el 34,07%, respectivamente.

Más noticias en Política y Sociedad