Público
Público

La UE revisará sus relaciones con Egipto de "forma urgente"

Los presidentes del Consejo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso han anunciado que tomarán medidas para impulsar el proceso democrático y poner fin a la violencia en el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) ha anunciado este domingo que revisará de forma urgente sus relaciones con Egipto y tomará medidas para impulsar el proceso democrático y poner fin a la violencia en el país, que consideró injustificable y de la que responsabilizó principalmente al Gobierno interino y al Ejército.

'La violencia y los asesinatos de estos últimos días no pueden justificarse ni tolerarse. Los derechos humanos deben respetarse. Los prisioneros políticos deben ser liberados', señalaron en un comunicado conjunto los presidentes del Consejo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

La UE revisará de forma urgente en los próximos días sus relaciones con Egipto con el fin de promover el fin de la violencia, la reanudación del diálogo político y la vuelta al proceso democrático, anunciaron.

Embajadores de los Veintiocho tienen previsto reunirse mañana en Bruselas para analizar la situación y estudiar además la posible convocatoria de un encuentro extraordinario de los ministros europeos de Exteriores. 'Las peticiones de democracia y libertades fundamentales de la población egipcia no pueden ser ignoradas, y muchos menos borradas con sangre', señalaron Van Rompuy y Barroso.

'No hay alternativa al diálogo', expresaron Van Rompuy y Barroso

Los dirigentes europeos pidieron la 'máxima contención' a todas las partes, pero subrayaron 'la particular responsabilidad de las autoridades interinas y del Ejército' a la hora de poner fin a los enfrentamientos.

'Lamentamos profundamente que los esfuerzos y propuestas internacionales para tender puentes y establecer un proceso político inclusivo, a los que la UE contribuyó activamente, se dejasen de lado y se eligiese el camino de la confrontación', señalaron.

'No hay alternativa al diálogo. Todas las fuerzas políticas egipcias deben volver a comprometerse con el futuro democrático del país y participar en un proceso político que lleve a una pronta celebración de elecciones y al establecimiento de un Gobierno civil', añadieron. Van Rompuy y Barroso recordaron que ese era el compromiso del Ejecutivo interino cuando asumió el poder y llamaron al Ejército a 'respetar y apoyar ese proceso político'.

Desde el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi el pasado 3 de julio, que la UE no definió como un golpe de estado, Bruselas ha tratado de mediar entre los distintos grupos políticos con el fin de evitar la confrontación, en línea con los esfuerzos que emprendió para ayudar al país tras la caída de Hosni Mubarak en 2011.

La violencia de los últimos días resulta 'extremadamente preocupante' para la UE

'Egipto es un socio clave para la Unión Europea. Compartimos interés y responsabilidad en el mantenimiento de la paz en una región estratégica', recordaron el domingo Van Rompuy y Barroso.

Por ello, insistieron en la necesidad de prevenir una mayor escalada y advirtieron de las 'consecuencias impredecibles' que un empeoramiento de la situación podría tener para Egipto y para la región.

La violencia de los últimos días resulta 'extremadamente preocupante' para la UE, que pidió el 'fin inmediato' de los choques y aprovechó para trasladar sus condolencias a las familias de las víctimas.

El premio Nobel de la Paz egipcio Mohamed el Baradei partió este domingo hacia Viena, cuatro días después de que presentara su dimisión como vicepresidente egipcio por los últimos disturbios, informó la agencia estatal de noticias Mena.

El exvicepresidente se abstuvo de hacer declaraciones en el aeropuerto internacional de El Cairo antes de abandonar el país con destino a Austria, agregó la agencia.

El exdirector del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA, con sede en Viena) renunció el pasado miércoles a la vicepresidencia porque, según explicó, no se veía capaz de asumir la responsabilidad de cualquier derramamiento de sangre ni de decisiones con las que no estaba de acuerdo.

El Baradei llevaba en el cargo desde el pasado 14 de julio, después del golpe de Estado militar que depuso al presidente, el islamista Mohamed Mursi, el día 3 de ese mes.

Cerca de 600 personas murieron y miles resultaron heridas en el desalojo policial del pasado miércoles de las acampadas que mantenían los seguidores de Mursi en El Cairo, lo que derivó en disturbios que continúan en el país.

Más noticias en Política y Sociedad