Público
Público

La última queja del PP por la Gürtel se estrella en el CGPJ

Inspección cree que la denuncia contra Garzón son "consideraciones subjetivas"

ÁNGELES VÁZQUEZ

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial se ocupará hoy de la última queja presentada por el PP contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por su instrucción del caso Gürtel. El servicio de Inspección del órgano de Gobierno de los jueces propone el archivo al entender que de los hechos denunciados por el PP "no se desprende irregularidad alguna susceptible de reproche disciplinario" al juez.

Según Inspección, la queja "se trata, en definitiva, de consideraciones subjetivas expresadas por los interesados (el PP), que deducen de cada actuación judicial la finalidad perseguida" por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5. El partido que preside Mariano Rajoy achacaba a los autos de Garzón que éste quería "darse publicidad, originar especulaciones sobre la existencia de nuevos aforados, perjudicar al Partido Popular o conseguir dilatar la inhibición" a favor de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia.

"Por ello, al tratarse de cuestiones carentes de relevancia disciplinaria, se propone el archivo de la presente información previa", concluye la propuesta de Inspección. El PP denunció a Garzón, cuando era instructor del caso Gürtel, por hacer públicos ciertos autos, al entender que su objetivo era perjudicar al partido.

También criticaba que un policía llamara al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, para informarle del procedimiento que iba a abrirse contra él. La queja le acusaba, además, de marcharse de viaje al extranjero y retrasar las notificaciones del auto de inhibición a los dirigentes del PP valenciano que estuvieron imputados.

El informe de Inspección deja poco margen para la discusión en la Comisión Disciplinaria, que componen los vocales Gemma Gallego, Pío Aguirre, Miguel Carmona, Margarita Uría y José Manuel Gómez Benítez, aunque este último será sustituido en este asunto previsiblemente por Gabriela Bravo, al haber sido abogado de Baltasar Garzón.

El magistrado Luciano Varela, instructor de las querellas presentadas contra Garzón en el Tribunal Supremo por abrir una causa penal sobre los crímenes del franquismo, acordó pedir a Fiscalía, defensa y acusaciones Manos Limpias y la asociación, también de corte ultraconservador, Libertad e Identidad que propongan las pruebas que entiendan oportunas para continuar con el procedimiento. Ayer las partes no tenían aún la providencia.

Más noticias de Política y Sociedad