Público
Público

El Valencia sueña en su decimosexta final para salvar la temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Valencia sueña con alcanzar el jueves el pase a su decimosexta final de Copa del Rey para salvar la temporada con un posterior éxito en la final y así salvar una campaña que en la Liga y en la Liga de Campeones apenas ha dado satisfacciones a los seguidores valencianistas.

Para ello, el Valencia deberá hacer valer el factor campo y superar en Mestalla al Barcelona, con el que empató a un tanto en el partido de ida, que se disputó en el Camp Nou el pasado 27 de febrero.

Un triunfo del Valencia o un empate sin goles, en un partido que se jugará con el campo de Mestalla completamente lleno, tras haber decidido el club que los socios finalmente no paguen por presenciar el partido, metería al Valencia en la final ante el ganador de la eliminatoria entre el Getafe y el Racing de Santander.

El club valenciano completa una gran tradición copera con un total de quince finales disputadas a lo largo de su historia, de las que ha ganado seis y ha perdido nueve, desde que jugó la primera hace 74 años, en la temporada 33-34.

El Valencia se ha proclamado campeón de este torneo en 1941, 1949, 1954, 1967, 1979 y 1999, títulos conseguidos ante el Espanyol (1941), Athletic de Bilbao en dos ocasiones (1949 y 1967), Barcelona (1954), Real Madrid (1979) y Atlético de Madrid (1999), en este caso en la última final disputada por los valencianistas hace casi nueve años.

Por contra, el capítulo de derrotas ha tenido una vertiente especialmente dolorosa para el club, ya que ha perdido nueve finales y se ha dado la circunstancia de que el Valencia es el único equipo de España que ha perdido tres finales consecutivas.

Además, esta adversidad se le ha presentado en dos ocasiones, primero en 1944, 45 y 46 y posteriormente en 1970, 71 y 72. A estas finales se le añaden las perdidas en 1934, 1952 y 1995.

Los "verdugos" del Valencia en la Copa han sido el Real Madrid (1934, 46 y 70), Athletic de Bilbao (1944 y 45), Barcelona (1952 y 1971), Atlético de Madrid (1972) y Deportivo de La Coruña (1995), en la final recordada por la fuerte tromba de agua caída el estadio Santiago Bernabéu en la noche del 24 de junio de aquel año.

Por ello, en el caso en el que el Valencia consiga eliminar al Barcelona, disputaría una final inédita el próximo 16 de abril, pues nunca se ha medido en el partido final de esta competición con el Racing de Santander o con el Getafe, que fue finalista el pasado año.

El equipo de Mestalla afronta el partido del Barcelona con las urgencias derivadas de sus malos resultados en otras competiciones a lo largo de la temporada.

En la Liga, el Valencia ya lleva algún tiempo en el que deambula por tierra de nadie, aunque con la mente puesta en recuperar el terreno perdido y acceder a las plazas que dan derecho a competir en Europa.

Lo hace, además, sin dejar de mirar de reojo la parte baja de la tabla clasificatoria de la que se encuentra a cuatro puntos del descenso, mientras que las plazas europeas las tiene a nueve puntos.

Por lo que respecta a la Liga de Campeones, esta competición ya es casi un recuerdo lejano para los aficionados del Valencia, puesto que hace tres meses que el equipo se despidió del torneo tras haber quedado por primera vez, desde que la competición se disputa por el sistema de grupos, como último clasificado y sin opción tan siquiera de jugar la Copa de la UEFA.