Público
Público

El vídeo póstumo de un asesinado sacude Guatemala

La grabación acusa al presidente de ordenar la muerte de varias personas

SERGIO RODRÍGUEZ

El vídeo póstumo del abogado Rodrigo Rosenberg tiene al presidente guatemalteco, Álvaro Colom, contra las cuerdas. Rosenberg, asesinado el domingo en Ciudad de Guatemala, avisaba en la grabación que en caso de morir asesinado, los responsables serían Colom y su círculo más próximo. 'Tengo mi corazón limpio y estoy seguro de que se encontrará la verdad para resolver esta tragedia', declaró ayer Colom.

'Si usted está viendo este mensaje es que yo, Rodrigo Rosenberg, fui asesinado por el secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, y su socio Gregorio Valdez (empresario vinculado al Gobierno), con la aprobación del señor Álvaro Colom y de (su esposa) Sandra de Colom', para agregar, más adelante: 'La razón por la que estoy muerto es porque hasta el último momento fui abogado del empresario Khalil Mussa y su hija Marjorie Mussa', asesinados a tiros el 14 de abril en la zona sur de la capital guatemalteca.

El vídeo está generando una gran conmoción en Guatemala. Cientos de opositores al Gobierno realizaron ayer manifestaciones de repudio al presidente socialdemócrata y su esposa en las que exigían su renuncia.

Según el testimonio de Rosenberg, Mussa, quien formaba parte de la junta directiva del Banco de Desarrollo Rural (Banrural), de capital mixto, fue asesinado por negarse a encubrir 'los negocios ilegales y millonarios que se negocian día a día en Banrural'. Las actividades sospechosas tienen que ver con el blanqueo de dinero y la utilización de fuertes sumas en proyectos sociales, promovidos por la primera dama, que nunca se llevaron a cabo.

Tapadera de los narcos

Mussa había denunciado que el banco era utilizado como una tapadera por las organizaciones del narcotráfico, en especial, las que están vinculadas al cártel de Sinaloa de Joaquín el Chapo Guzmán, de México.

El presidente Colom condenó ayer el asesinato del abogado Rosenberg, pero no hizo mención alguna al de Mussa. También señaló que eran falsas las acusaciones contra sus allegados, en especial contra su esposa. Señaló que se realizará una investigación detallada de las acusaciones. Colom se ganó el reconocimiento de los sectores progresistas de Guatemala tras granjearse una imagen de defensor de los derechos humanos.

Otro de los principales acusados, Gustavo Alejos, se defendió ayer con un espacio pagado en la prensa local: 'Ignoro la razón por la cual el licenciado Rodrigo Rosenberg, que en paz descanse, supuestamente deja por escrito y en un vídeo tan serias acusaciones sin fundamento alguno'.

 

Más noticias