Público
Público

Vitamina D3 ayudaría a hombres con cáncer prostático de bajo riesgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por David Douglas

Los suplementos de vitamina D3son seguros para los hombres con cáncer prostático de bajoriesgo y hasta tendrían un efecto beneficioso, publica Journalof Clinical Endocrinology & Metabolism.

El doctor Sebastiano Gattoni-Celli, autor principal delestudio, opinó que 4.000 unidades internacionales (UI) diariasde vitamina D3 "serían un agregado útil en la vigilancia activa,ya que en los pacientes que responden (es decir, con unresultado estable o menor en la escala de Gleason y en lasbiopsias) se puede continuar de manera segura la vigilanciaactiva sin un tratamiento adicional".

"A la vez, eso reduciría la posibilidad de tratar en excesoa los pacientes", agregó.

En un estudio preliminar, el equipo de Gattoni-Celli, de laMedical University of South Carolina, en Charleston, lesadministró a 48 pacientes dosis de vitamina D3 (colecalciferol).

Además, identificó 19 pacientes supervisados desde hacíatiempo con vigilancia activa y biopsias reiteradas (grupo decontrol) y que no tomó el suplemento.

Al año, el equipo detectó un avance de la enfermedad(aumento de resultados positivos en las biopsias o en la escalade Gleason) en el 34 por ciento del grupo tratado con lossuplementos y en el 63 por ciento de la cohorte de control, unadiferencia significativa.

El 55 por ciento del grupo tratado con el suplemento obtuvomenos resultados positivos en las biopsias y una reducción delpuntaje de la escala de Gleason, mientras que el 11 por cientono tuvo cambio alguno.

No se registraron efectos adversos asociados con el uso delos suplementos.

Aunque los resultados son alentadores, el equipo admite que"el estudio tuvo varias limitaciones asociadas con el uso comogrupo de comparación de los pacientes controlados desde hacíatiempo".

"Nuestro próximo objetivo será realizar un ensayoaleatorizado definitivo para validar la efectividad del uso delos suplementos de vitamina D3 en la vigilancia activa, con unaintervención extremadamente costo-efectiva y fácil deimplementar", concluyen los autores.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,online 16 de abril del 2012