Público
Público

Zapatero aboga por la democracia en Egipto pero sin injerencias del exterior

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha vuelto hoy a pedir prudencia ante los acontecimientos que se viven estos días en Egipto y Túnez, ha apostado por la libertad y ha advertido del riesgo de injerir desde el exterior en el proceso de democratización de esos países.

En una entrevista en TVE, recogida por EFE, Zapatero se ha referido a algunas críticas a la actitud de Europa ante esos conflictos y ha instado a una reflexión "más sosegada" porque, sin duda, "el proceso de cambio hacia un escenario democrático en un país, y más con la singularidad de los árabes, tiene que nacer, crecer y consolidarse desde dentro".

"Cualquier posición o acción que pudiera interpretarse como una injerencia, sería un riego para un proceso de esta naturaleza", ha avisado Zapatero.

Tras recordar que nadie pudo vaticinar las protestas que se han desarrollado en la zona, Zapatero ha expresado su apoyo a la consolidación de los cambios democráticos en Egipto y Túnez, pero ha explicado que cuando se habla de esos países hay que tener en cuenta dos cuestiones: la aspiración democrática y de libertad de sus ciudadanos y la "gran influencia" de la religión.

Son dos aspectos, ha añadido el jefe del Ejecutivo, que se van a cruzar. "Está por ver cuál es el que tiene un predominio sobre el otro", ha precisado.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la prudencia y ha reiterado el respaldo y deseo de que se produzcan cambios para la democratización sin que se recurra a la violencia.

Más noticias de Política y Sociedad