Público
Público

Zapatero elogia el impulso euromediterráneo y pide un trato igualitario con el sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha destacado hoy los beneficios de la Unión por el Mediterráneo para España y la ribera sur, pero ha advertido de que este proyecto, que revitaliza el Proceso de Barcelona, debe contar "de igual a igual" con los países de la otra orilla.

En la rueda de prensa tras concluir la Cumbre Europea celebrada ayer y hoy en Bruselas, Zapatero ha mostrado su satisfacción por el empuje que ha recibido este proyecto promovido por Francia pero que, finalmente y a instancias de España, se denominará "Proceso de Barcelona: Unión por el Mediterráneo".

"Fuimos los impulsores del llamado Proceso de Barcelona, y que ahora la UE y el presidente Sarkozy compartan esta mirada no va a reportar más que beneficios para España y para la política hacia el Mediterráneo", ha garantizado.

Según ha explicado, el proyecto de Unión por el Mediterráneo respalda el "objetivo estratégico" español de dotar de mayor energía al Proceso de Barcelona, iniciativa de los líderes europeos y los países de la ribera sur del Mediterráneo de 1995 para canalizar proyectos de cooperación.

En opinión de Zapatero, aunque este proceso ha cosechado sus frutos, "la ambición de la UE debe ser mayor" y no hay nadie más interesado en ello que España.

A su juicio, la UE debe ser un actor mundial relevante y ello exige tener "una política decidida" en el Mediterráneo.

La Comisión Europea debe encargarse ahora de definir el proyecto y, según ha explicado Zapatero, ya ha comunicado a su presidente, José Manuel Durao Barroso, que España será un agente "activo" y presentará un conjunto de propuestas para esa iniciativa.

No ha querido avanzar si pujará por que una ciudad española sea la sede de la secretaría de la Unión por el Mediterráneo.

Según ha señalado, debe ser una decisión de la Comisión y, además, es obligado "contar con la otra orilla" para definir la iniciativa y diseñar los proyectos concretos.

"No es una política de Europa para el Mediterráneo, sino con el Mediterráneo, de igual a igual", ha subrayado.

Por otra parte, Zapatero ha informado de las cuestiones de carácter económico tratadas en la cumbre y ha explicado que los Veintisiete ven a Europa con instrumentos sólidos para hacer frente a la inestabilidad de los mercados financieros, aunque puede afectar al potencial de crecimiento.

A su juicio, es esencial que la UE dé una respuesta común con un mensaje "tranquilizador pero realista".

En ese contexto, se ha referido al hecho de que la UE aborde el último tramo de la denominada estrategia de Lisboa con la intención de acelerar la consecución de sus objetivos.

Ha asegurado que España ha hecho una importante contribución a esa estrategia con una notable generación de empleo en los últimos cuatro años y con un impulso "sin precedentes" de la educación, la investigación y el fortalecimiento tecnológico.

El presidente del Gobierno español se ha mostrado totalmente de acuerdo en la defensa de una mayor transparencia de los mercados financieros y a actuar de forma más inmediata ante las presiones inflacionistas.

Además, ha respaldado el informe sobre cambio climático presentado en la cumbre por el Alto representante para la Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana, que, a su juicio, reafirma el empeño de la UE de liderar el combate contra ese fenómeno.

Zapatero se ha referido a la reunión que ha mantenido hoy en Bruselas con el primer ministro británico, Gordon Brown, para señalar que, en ella, ambos han analizado también el impacto que pueden tener en la economía europea las turbulencias financieras.

Ha confirmado que en esa entrevista no han hablado de Gibraltar y ha explicado que esa es una cuestión de la que tratan habitualmente los ministros de Asuntos Exteriores.