Te traemos algunas ideas para fabricar ambientadores caseros por si te animas a probar dar nuevos aires a tu hogar. Seguro que alguno de ellos le da ese toque que necesita a tu recibidor o a tu salón.

Hay aromas que nos hacen sentir bien con solo percibirlos y que pueden dar un toque al hogar tan cálido como acogedor, en especial en épocas del año como el otoño y el invierno. Pero si te apetece aromatizar tu casa o alguna de sus habitaciones, no necesitas hacer grandes desembolsos de dinero, sino que puedes entretenerte con algún proyecto DIY que te permitirá vestir con agradables olores tu casa.

Ambientador de cítricos

Naranja
Fuente: Pixabay/pixel2013

Para aromatizar la casa cuando enciendas los radiadores o la calefacción, prueba a llenar un recipiente resistente al calor con agua y añade zumo de limón o naranja o un aceite esencial, y colócalo encima del radiador. Al aumentar la temperatura del agua, el olor se repartirá por toda la casa.

Si prefieres un aroma más fresco y no quieres saber nada de la calefacción, puedes preparar un ambientador de cítricos para cualquier momento del año. Utiliza un recipiente con cáscara de naranja, alcohol etílico y limón, y añade un poco de canela si te gusta también su olor. Tapa el recipiente y déjalo bien cerrado en un lugar seco y a oscuras durante varios días. Luego, puedes abrirlo y añadirle dos cucharadas de agua destilada, agita, introduce en un spray y ya puedes rociar la casa con tu ambientador casero.

Ambientador de canela

Canela
Fuente: Pixabay/Daria-Yakovleva

El olor a canela es perfecto para los meses más fríos del año. Prepara un ambientador de canela fácilmente hirviendo agua en una cacerola con dos o tres ramas. Deja unos minutos al fuego con la olla tapada. Al destaparla, se aromatizará toda la casa. También puedes hacerlo con hojas de eucalipto, que además resultará purificante.

Ambientador de café

Café
Fuente: Pixabay/Negative-Space

Si te encanta el olor a café tienes dos formas de preparar un ambientador con sus granos. La primera de ellas es introducirlo en bolsitas de tela y colocarlas dentro de los cajones o a la entrada, según dónde quieras que se expanda el olor.

Otra opción es preparar un cuenco o un centro de mesa con una vela y colocar a su alrededor los granos de café. En el momento de encenderla, el olor a café inundará la casa.

Ambientadores en tarros de cristal

Clavo
Fuente: Pixabay/A_Different_Perspective

Una estupenda opción para reciclar los tarros de cristal o de vidrio es realizar ambientadores caseros en ellos. Utiliza esos frascos de mermelada o aceitunas para prepararlos.

Calienta en una cacerola con agua las especias, cáscaras de frutas u hojas de árboles que prefieras, como clavo, naranja y romero, y tras hervir, viértelo en el tarro. Si quieres agregar unas gotas de aceite esencial es el momento de hacerlo. Tápalo a continuación con la tapa, a la que deberás hacer unos agujeros para perfumar la casa y colócalo donde desees.

Ambientador con suavizante

Si buscas un ambientador duradero y te encanta el olor a ropa limpia y recién lavada, te entusiasmará este ambientador con suavizante. Para prepararlo necesitas tres tapones de suavizante de la ropa, un vaso de agua, tres cucharaditas de bicarbonato y un pulverizador.

Agrega primero el bicarbonato al agua y agítalo hasta que se disuelva bien. A continuación, viértelo en el pulverizador y añade el suavizante. Cierra el envase y agítalo para que se mezcle. Puedes usarlo en cualquier lugar de la casa o para aromatizar cortinas, colchas y sofás.

Artículo anteriorQué es la PSD2 y la autenticación reforzada
Artículo siguienteCómo definir el estilo de tu oficina en casa
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here