Qué son los alimentos con calorías vacías

7 minutos
refresco
Fuente: Pixabay/Lernestorod

¿Has oído hablar de las calorías vacías? Seguramente si has hecho alguna vez dieta sí, pero sea cual sea tu situación, es algo que debemos conocer en cualquier caso, para poder mantener una alimentación equilibrada y saludable.

Por ese motivo, en esta ocasión te contamos qué son las calorías vacías y qué alimentos cuentan con ellas para que puedas controlar mejor su consumo y los tomes con moderación, sobre todo, si tienes que controlar tu peso por motivos de salud.

Qué son las calorías vacías

comer
Fuente: Pixabay/paulabelenlucero

Las calorías vacías, también conocidas como calorías muertas o calorías huecas, es la expresión utilizada en nutrición para hacer referencia a aquellas calorías que no nos aportan ningún nutriente, aunque los alimentos que cuentan con este tipo de calorías sí pueden dar mucha energía. Es decir, cuando consumimos este tipo de alimentos, que son muy calóricos, no ingerimos nada o casi nada de vitaminas, minerales, fibras… De tal manera, estamos ingiriendo calorías que no aportan nada beneficioso para nuestra salud.

Por ese motivo, pueden provocar diabetes y obesidad, y los nutricionistas aconsejan evitar los alimentos con calorías vacías en la medida de lo posible o si preparan una dieta personalizada pueden eliminarlos de ella por completo. Porque, además, debes de tener en cuenta que las calorías vacías son las más difíciles de quemar y pasan directamente a los depósitos de grasa de tu organismo.

Como consecuencia, en el caso concreto de la población infantil y juvenil, entre los 2 y los 18 años, suele recomendarse que las calorías vacías solo ocupen entre un 8 por ciento y un 20 por ciento de las calorías totales que se consumen a lo largo del día. Sin embargo, el consumo actual se ha disparado con el cambio de hábitos hasta un 40 por ciento y los más jóvenes las ingieren principalmente a través de bollería industrial, refrescos y alimentos procesados. Aunque solo son algunos de los que las poseen.

Alcohol

cocktail
Fuente: Pixabay/SocialButterflyMMG

El alcohol es una gran fuente de calorías vacías, puesto que no contiene nutriente alguno, así que no es de extrañar que sea lo primero que se elimina de cualquier tipo de dieta. Así que se ha de tener en cuenta que, además de engordar, el alcohol no aporta ningún nutriente a nuestro cuerpo y el organismo no podrá transformar esa gran ingesta de calorías en nada que le sirva de utilidad. Esto es especialmente notorio en las bebidas destiladas. Ten en cuenta que una copa de vodka aporta más de 200 kcal y 100 mililitros de whisky, 250 kcal, lo mismo que una rica comida, solo que esta es más sana y nuestro cuerpo ingiere con ella nutrientes y actúan como combustible para nuestro organismo.


El caso de la cerveza y el vino es algo distinto, puesto que aportan algún nutriente, pero también las calorías vacías. Con la ingesta de cerveza se consume algún mineral y vitamina del grupo B y con la de vino, fenoles antioxidantes. Sin embargo, si se consumen, debe hacerse esporádicamente. De hecho, recuerda que el consumo en exceso de alcohol, sea el que sea, siempre disminuye la absorción de los nutrientes, y que el alcohol no alimenta, pero sí engorda.

Refrescos azucarados

refresco
Fuente: Pixabay/Lernestorod

Los refrescos azucarados cuentan con una cantidad elevada de azúcar. De hecho, con cada botellín de 250 mililitros, estás tomando alrededor de 25 gramos de azúcar, y si lo que bebes es una lata, la cantidad se eleva hasta 35 gramos. Tales cantidades ya son la mitad del azúcar que deberías tomar al día, además de las calorías vacías que aportan. Resulta mucho más sano consumir zumos naturales e infusiones frías o calientes, de las que también puedes aprovechar sus propiedades.

Por otro lado, si tomas los combinados de los refrescos azucarados con bebidas alcohólicas, la ingesta de calorías vacías se multiplica. Un gintonic aporta alrededor de 210 calorías vacías. Y, por supuesto, las bebidas energéticas, que son una bomba de azúcar.

Frutas en almíbar

melocotones en almíbar
Fuente: Pixabay/dingdang-99

Las frutas en almíbar son otro de esos alimentos que debes evitar lo máximo posible. La elaboración, con agua y azúcar, provoca que de esta forma las frutas adquieran casi el doble de azúcar que uno tomado al natural y fresco. Ten en cuenta que la mitad de un melocotón en almíbar aporta un sobre de azúcar.

Salsas precocinadas

salsas
Fuente: Pixabay/lenapetersson0

Las salsas precocinadas combinan en grandes cantidades los azúcares y las grasas. Igual sucede con muchos de los alimentos preparados y procesados del supermercado. Siempre que te sea posible, consume productos caseros y elabora las salsas en casa con productos naturales.


Para disminuir el consumo de esas calorías vacías perniciosas para la salud en la dieta, lo mejor es evitar el consumo de estos alimentos o tomarlos lo mínimo posible en ocasiones especiales. Sustitúyelos por frutas y verduras naturales, pan integral o de masa madre y evita los alimentos procesados siempre que puedas.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.