Público
Público

El Hombre de Pekín ya tiene sucesor

PÚBLICO

La perseverancia en ciencia es fundamental: cuando menos se espera, salta la liebre. Es el caso del hallazgo de restos fósiles de un cráneo humano casi completo que investigadores chinos han desenterrado en Xuchang, en la provincia de Henan. Según informaron ayer medios oficiales chinos, los 16 fragmentos, que denotan órbitas oculares prominentes y frente pequeña, han sido datados en 100.000 años de antigüedad, con lo que el hallazgo casi rivaliza con el Hombre de Pekín, que apareció cerca de 1920 y se fechó en torno al medio millón de años.

El director de la excavación, el arqueólogo Li Zhanyang, del Instituto de Investigación Arqueológica y Reliquias Culturales de Henan, relató al rotativo China Daily que el emplazamiento paleolítico fue localizado en 1965, cuando la perforación de un pozo sacó a la luz fósiles de animales y artefactos de piedra. En 2005, comenzó la excavación, que hasta ahora había rendido más de 30.000 fragmentos de huesos de animales y numerosos utensilios, pero ningún resto humano.

Y saltó la liebre: el mes pasado, los investigadores se disponían a suspender los trabajos para regresar a sus casas a preparar el Festival de Primavera. “Estaba helando y cavar era difícil”, apuntó Li. “Planeábamos abandonar al día siguiente, cuando uno de nosotros divisó algo que parecía parte de un cráneo humano. Eran las 9 de la mañana, y sólo una hora antes habíamos bromeado diciendo: encontremos un cráneo hoy. Y allí estaba”, concluyó.

Estudiar los nervios

Li añadió un dato de interés: el interior del cráneo conserva una membrana fosilizada, lo que permitirá estudiar sus nervios. Según el director de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural, Shan Jixiang, “es el mayor descubrimiento en China después del Hombre de Pekín”.

El paleoantropólogo del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, Jesús González, explica que la evaluación del hallazgo deberá esperar a que se haga la identificación de la especie. Explica por qué: “Los humanos que viven allí en esa época son Homo erectus, pero hay restos anteriores. Sería mucho más interesante si se tratase de Homo sapiens porque adelantaría su llegada a Asia”.