Público
Público

Última jornada para el 'tuning' en el Hubble

Dos astronautas inician la quinta y última jornada de labores de reparación en el satélite

EFE

Los astronautas John Grunsfeld y Drew Feustel salieron hoy del transbordador Atlantis para la quinta y última jornada de trabajo de reparación y mejoras en el telescopio espacial Hubble, a unos 600 kilómetros de la Tierra.

La jornada de trabajos extravehiculares comenzó a las 12:28 GMT, cuando el Atlantis cumplía su órbita 103 viajando a unos 27.000 kilómetros por hora, para concluir cuatro órbitas y casi seis horas más tarde, indicó la agencia espacial estadounidense NASA.

Primero, Grunsfeld y Feustel completan el reemplazo de las baterías del telescopio, puesto en órbita hace 19 años. Cada módulo pesa unos 208 kilogramos y contiene tres baterías que suministran energía para las operaciones del observatorio espacial durante la porción nocturna de su órbita.

El primero de los módulos fue reemplazado en la segunda de las cinco jornadas de trabajo exterior en esta misión, que es la última de un transbordador en el mantenimiento del Hubble.

Los dos trabajadores espaciales también han cambiado uno de los sensores de orientación fina del telescopio. Estos sensores se usan para dar la información de orientación del ojo telescópico, y también sirven como instrumento científico para la determinación de la posición y movimiento preciso de las estrellas.

Feustel y Grunsfeld han cambiado también una sección en el exterior del telescopio. Esa cubierta debió instalarse en la jornada de labores extravehculares de ayer, domingo, pero los astronautas no pudieron completarla.

El transbordador, con siete astronautas a bordo, tiene programado su retorno a la Tierra el viernes.