Público
Público

La justicia desautoriza a la CE para fijar emisiones

El Tribunal de Primera Instancia de la UE da la razón a Polonia y Estonia

DANIEL BASTEIRO

La Comisión Europea no tiene entre sus competencias obligar a los países a reducir las emisiones de efecto invernadero. Así lo ha dictaminado el Tribunal de Primera Instancia de la UE, que da la razón a Polonia y Estonia. Los dos países habían denunciado al Ejecutivo comunitario por obligarles a reducir sus licencias para emitir gases contaminantes en un 26,7% y 48%, respectivamente, en el periodo 2008-2012.

La sentencia, que ha causado "una gran decepción" en Bruselas, se dicta menos de un mes después de que el Ejecutivo comunitario anunciase que la UE está a punto de cumplir con los compromisos del Protocolo de Kioto, y dos meses antes de la cumbre de Copenhague, que deberá buscar un acuerdo que lo sustituya.

La Comisión anunció ayer, por medio de una portavoz, que está estudiando el fallo "cuidadosamente para considerar un recurso" tras ver desacreditada su capacidad de armonización europea de lo que cada país puede contaminar.

La sentencia, aunque sólo afecta a Polonia y Estonia, cuestiona en su totalidad el sistema europeo de comercio de emisiones y fue bien recibida por Hungría, Lituania, Eslovaquia y Reino Unido, que apoyaron la presentación de los recursos.