Público
Público

El planeta se apaga contra el cambio climático

Más de 4.000 ciudades de 134 países quedaron ayer a oscuras de 20.30 a 21.30 en La Hora del Planeta, la iniciativa de concienciación ambiental de WWF

PÚBLICO

Más de 4.000 ciudades de 133 países de todo el mundo quedaron a oscuras entre las 20.30 y las 21.30 horas para apoyar la iniciativa de la ONG WWF La hora del Planeta que, desde 2007, anima a apagar las luces durante una hora como medida de concienciación contra el cambio climático.

El evento, que muchos quisieron dedicar a los habitantes de Japón, comenzó en Australia para concluir 24 horas después en las islas Cook. Distintas personalidades habían animado a sus seguidores a tomar parte en esta iniciativa en los días previos a su celebración. Así, el arzobispo Desmond Tutú definió la Hora del Planeta como "una oportunidad para actuar juntos y mandar un poderoso mensaje sobre el cambio climático".

En la Antártida se apagaron las luces pero no la calefacción

En España, quedaron a oscuras monumentos tan significativos como el Palacio Ral, la Muralla de Ávila o la Sagrada Familia, en Barcelona. La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, destacó horas antes del evento la importancia del mismo y expersion su deseo de que "más de mil millones de personas" apagaran la luz por la Hora del Planeta, como sucedió en la última edición.

Como cada año, la jornada estuvo plagada de anécdotas. Así, en la estación Davis de la Antártida se apagó la luz, pero no la calefacción y, en las islas Fiji, se bajaron los interruptores pero no las televisiones. Un importante partido de rugby contra Kenya fue la razón para no hacerlo.