Público
Público

El viaje de James Cameron a la Luna

Primeras imágenes de la travesía del cineasta al punto más profundo del mar, a 11.000 metros, un lugar "alienígena, desierto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

La Fosa de las Marianas 'es un mundo alienígena, desierto'. Quien habla es James Cameron, que completó este lunes con éxito su expedición al punto más profundo bajo el mar, a 11.000 metros.

El cineasta estadounidense sabe perfectamente de lo que habla. Apasionado por el mundo marino, ha creado otros 'mundos alienígenas' para la gran pantalla, como Aliens, Abyss o Avatar.

No obstante, en Abyss, un grupo de científicos encuentra un mundo extraterrestre en las profundidades del mar y la próxima parte de Avatar se desarrollará bajo el mar con toda probabilidad.

Pero nada como visitar uno de verdad. Para ello utilizó el minisubmarino Deepsea Challenger, de siete metros de largo y 12 toneladas de peso, equipado con la última tecnología, un brazo robótico, diversas cámaras 3D y un panel de focos LED de dos metros.

Cameron ya no es solo un cineasta superreconocido y ganador de un montón de Oscar. Ahora también es el único hombre en la historia que ha bajado en solitario al punto más profundo bajo el mar.

¿Y qué se siente al bajar uno sólo, comprimido con las piernas dobladas y soportando una tremenda presión a 11.000 metros de profundidad? 'Me sentí aislado del resto de la humanidad, como si en un solo día hubiera viajado a otro planeta y regresado', explica el propio cineasta al canal National Geographic.

'No vi grandes medusas y anémonas, como vi en la Fosa de de Nueva Bretaña'

El viaje de Cameron hasta el fondo del mar duró unas dos horas y media. En el fondo pasó unas tres horas, tres horas menos de lo que estaba previsto que estuviera bajo el mar, debido a un problema hidráulico y otros 70 minutos en subir. Allí no fue capaz de hacerse con suficientes muestras: no logró evidencias biológicas y solo una pequeña muestra de sedimento. 'No vi grandes medusas y anémonas, como vi en la Fosa de de Nueva Bretaña', explica el cineasta.

El director asegura que no vislumbró peces ni criaturas mayores de 2,5 centímetros y que el fondo 'estaba cubierto de pequeñísimas huellas de animales'.

Ahora, Cameron y su equipo tratarán de analizar esa pequeña muestra de sedimento de una zona que el cineasta considera tan sombría, oscura, desierta y lunar como la Luna.