Público
Público

Anita Kuruba La cantante de Canteca de Macao se lanza en solitario: “La revolución empieza en una misma”

Anita Kuruba charla con 'Publico' sobre su trayectoria profesional, feminismo y política con motivo de la presentación de su primer EP.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La cantante Anita Kuruba. | Natalia Echevarría

Ana Saboya, más conocida Anita Kuruba, inició su andadura en el mundo de la música hace 15 años con el grupo Canteca de Macao. Poco tiempo les bastó para pasar de tocar en la calle a colarse en los carteles de los grandes festivales del país. En sus primeros pasos, Kuruba, con el pelo lleno de rastas, ya entonaba los primeros acordes feministas. La fusión de estilos y la reivindicación social formaban la identidad de su banda. Ahora, quien fuera la líder de Canteca de Macao ha decidido tomar las riendas y dar el salto en solitario con un EP que se estrena este viernes.

Kuruba es una de esas artistas que evolucionan, que se reinventan. Lejos quedó el mestizaje de Canteca, en su nuevo proyecto la cantante se adentra en el mundo de la música electrónica. Su forma de entender la música y la política han cambiado, pero Anita Kuruba sigue manteniendo su esencia: “Soy de calle y me gusta la gente con actitud”.

¿Por qué has decidido emprender tu carrera en solitario?

"Necesitaba salir del cascaron y de dar el salto para seguir experimentando"

Canteca ya era un proyecto difícil de mantener porque éramos muchas personas. Después de esos 14 años haciendo la misma música y representando una parte de mí, tenía inquietud por cantar otros registros y verme yo sola al frente de un nuevo proyecto. Canteca de Macao ha sido una especie de burbuja preciosa en la que hemos crecido toda la década de los 20, ahora necesitaba salir del cascaron y de dar el salto para seguir experimentando.

¿Cómo ha sido ser mujer dentro de un grupo mixto?

Yo no he tenido la perspectiva de ser mujer como persona oprimida dentro de la música. Nunca he sentido ningún tipo de discriminación pero si ves cómo funcionan los hombres y te das cuenta de los comportamientos machistas, que siguen estando, pero al igual que yo me he ido deconstruyendo ellos también han abierto su mente.

Pero si es cierto que he visto los clichés machistas al emprender mi camino en solitario. Como por ejemplo que alguna opinión que tengo tiene que ser contrastada por la de un hombre para que se tenga en cuenta.

Tu primera canción se llama 'Duelo', ¿por qué? ¿Dará nombre a tu primer álbum?

Un duelo es un reto, una lucha de una mujer que coge las riendas de su vida... Representa el cambio de ir yo sola en solitario. Aunque tiene varias interpretaciones. En una lectura superficial se puede pensar que es una situación de pareja, pero en un análisis más profundo se puede interpretar que es esta situación de cambio.

El disco se llama Anita Kuruba porque no he encontrado una forma de resumir todo lo que significaba y me parece una buena presentación para mi EP en solitario.

¿Asociarías esa canción al empoderamiento de una mujer, en este caso de ti misma?

"La palabra empoderamiento tiene el riesgo de caer en un tópico"

Hay ciertas palabras que se me atragantan. La palabra empoderamiento tiene el riesgo de caer en un tópico por el sobreuso y me da miedo incurrir en ella. Es, por ejemplo, como cuando se puso de moda llevar palestinos. Yo llevaba palestinos hasta que Inditex empezó a fabricarlos. Eso no significa que me dejara de importar la situación en Palestina, solo que cuando un término o idea se comercializa y se descontextualiza quizás pierde la importancia que merece.

Creo en el empoderamiento de la mujer y desde luego es mi campo de batalla, pero la palabra no me emociona. Y sí, para mi es la base de todas las porciones de lucha del feminismo, es curioso que yo misma no quiera sobrexponerla.

¿De qué tratan las demás canciones que escucharemos en 'Anita Kuruba'?

La cantante Anita Kuruba. | Natalia Echevarría

Además de Duelo, en el EP podéis escuchar tres canciones más. Cuando que habla de una mujer que debe tomar una decisión complicada y debe hacer algo ilegal para salvarse. Al fin y al cabo la gente de la calle tiene que hacer actos ilícitos para sobrevivir.

Miénteme será otra de las canciones. Va a ser controvertida porque dice “miénteme, pero hazlo suave”. Refleja un momento en el que no quieres perder a una persona y le pides por favor que te ayude en tu autoengaño. Es el miedo que sientes desde cuando no quieres saber que tu padre se va a morir hasta el miedo que sientes al perder una pareja.

Y por último The End, que es la aceptación de ese cambio.

Pero, quizás, si extrapolamos Miénteme a una relación de pareja presenta la mujer como el 'sexo débil'

Sé que escribir esto es políticamente incorrecto. Pero tengo derecho a pedir una vez que me mienta, como mujer no tengo que callarme mis debilidades. Si siento debilidades no soy menos feminista. Cantar sobre esto también me parece revolución.

Ya con Canteca centrabas parte de tus letras en el feminismo. ¿Por qué decides poner el foco en la igualdad?

"El feminismo ha sido arrojar luz sobre mi misma"

Para mí el feminismo ha sido ponerle palabras a comportamientos que asumía como normales y que me estaban haciendo daño. Lo hacía para entender un poco mi historia. El feminismo ha sido arrojar luz sobre mi misma. Creo que la deconstrucción es fundamental, yo sigo aprendiendo cada día.

Sin embargo, sorprende que una de las canciones más conocidas de Canteca era machista. La letra de La rubia perfecta dice: “Y ahora me quedo con otra mujer, que tenga más morbo, más pecho, más culo, más rastas y sin pelo en la piel. Si es cierto que, años después, con Bellas reflejábais la liberalización de la mujer. ¿A qué se debe este cambio?

(Ríe) La rubia perfecta es una canción de desamor que compuso Chiki con un amigo cuando tenía 15 años. No la justifico, yo no he escrito esa letra pero Bellas sí es mía y es el discurso que mantengo desde que la escribí.

Yo creo que la diferencia está en la edad. Yo no creo que ahora Chiki hiciera una canción con esa letra, pero sorprendentemente era de las favoritas del público.

¿Debe ser la música un arma para reivindicar?

"Los eslóganes políticos están muy lejos de lo que uno siente"

Siempre he creído que la música debe tener un mensaje. Pero de un tiempo a esta parte me interesa más cantar a lo humano. Los eslóganes políticos están muy lejos de lo que uno siente. Ahora veo en lo personal una reivindicación y considero que los referentes culturales son esenciales para cambiar la política. Por ejemplo, las canciones de Janis Joplin que, pese a estar dentro del movimiento hippie, no trataba asuntos políticos en sus canciones, sino que hablaba de su dolor y de su desgarro y hacia que la gente se curara cuando la escuchaba.

Cantar a lo más íntimo a mi me parece político. Cuando consigues que la persona que te escucha conecte contigo se produce una unión, que genera cambio. Por eso, creo que cantarle a la contradicción y al dolor une más que cantar a la proclama.

¿Cómo definirías tu evolución como artista en estos 15 años?

Cuando tenía 20 años era más asertiva y no me cuestionaba tanto como ahora. Si es cierto que siempre me ha interesado la política, soy de extrema izquierda y siempre he estado vinculada a movimientos. A día de hoy no es que haya cambiado de opinión, pero sí he modificado el itinerario artístico. Ahora, en vez de buscar más la confrontación me dejo llevar más por la empatia, la reflexión y la duda. Lo que si tengo claro es que cada vez que cumplo más años tengo visiones más amplias que me hacen dudar de todo y eso se refleja en mi arte.

Además, yo creo que la revolución empieza en una misma, por eso ahora tiendo a hablar de espiritualidad, de autocrecimiento antes que de proclamas y eslóganes políticos. Es fundamental el trabajo en una misma, pararte a reflexionar y a pesar porque debemos dejar sentir el dolor, en vez de luchar contra él. A mí, personalmente, me gusta escribir de forma terapeútica para contribuir al aprendizaje personal, que son cambios que si al final se implantasen habría más solidaridad, colectivismo y empatía.

¿Qué es ser de extrema izquierdas?

"La música está sometida a las leyes del capitalismo porque no tenemos ningún apoyo institucional"

Para mi es ser colectivista. No soy comunista, soy anarcosindicalista porque creo en la colectivización del trabajo. A la hora de funcionar laboralmente siempre he tendido a hacerlo así. Creo que la música está sometida a las leyes del capitalismo porque no tenemos ningún apoyo institucional. La lucha es que se englobe a la música dentro de la cultura, y no se vea como un negocio. Los músicos invertimos todo nuestro esfuerzo en sacar un producto que solo vas a saber si tiene repercusión cuando te subes al escenario. Solo el hecho de moverte para tocar en una ciudad implica mucho dinero: alquiler de furgoneta y de salas, pagar a los músicos el viaje, las dietas etc., la pegada de carteles…

Hablando de las dificultades a las que os enfrentáis las personas que os dedicáis a la música ¿Has tenido alguna vez que compaginar varios trabajos?

Al principio sí, luego no hizo falta. Yo es que he tenido muchísima suerte porque con Canteca empezamos a funcionar muy pronto. Ahora si estoy viviendo una situación precaria. Grabé el EP en febrero, invirtiendo los pocos ahorros que conseguí con el grupo y este es mi último mes cobrando el paro. La suerte está echada, pero por una vez en la vida creo en lo que hago porque es tan real…

También es cierto que el mundo de la música tiene mucho coste emocional. Estás sometida a comparaciones, ya no solo musicales, porque las redes sociales abren campo pero también son una fuente de presión. Hay que hacer mucho trabajo de autocrecimiento y apostar en por lo que haces.

¿Durante los 15 años de trayectoria, dirías que en este último tiempo ha habido un retroceso en cuanto a la libertad de expresión en España?

Es tanto el pico al que estamos llegando en todos los sentidos que me siento impotente. Además creo que vemos tantos casos de corrupción en la televisión que nos hacemos impermeables. Estoy desencantada con la política.