Público
Público

Los arqueólogos dicen haber encontrado restos de Cervantes pese a no tener pruebas de ADN

Los investigadores dicen "sin discrepancias" que han aparecido restos muy descompuestos asociados al escritor y a su esposa, Catalina de Salazar, en la iglesia primitiva, que estaba ubicada en un lugar diferente al que ocupa actualmente en el barrio de las letras de Madrid. 

Fotografía facilitada por el Ayuntamiento de Madrid del equipo que busca a Miguel de Cervantes en la iglesia de las Trinitarias de Madrid, que ha encontrado en uno de los nichos un féretro en mal estado y con las iniciales M.C. EFE

PÚBLICO / EUROPA PRESS

Aunque no cuentan con una certeza científica ni siquiera una prueba de ADN que eliminaría cualquier asomo de duda, los investigadores han confirmado este martes que han hallado los restos de Miguel de Cervantes en la cripta de la iglesia del convento de las Trinitarias, en el conocido Barrio de las letras de Madrid, según ha avanzado el director del equipo investigador, el doctor Francisco Etxeberria.

Según Etxebarria "es posible considerar que entre los fragmentos" encontrados en la cripta de la iglesia de las Trinitarias "se encuentran algunos" pertenecientes a Miguel de Cervantes. A esa conclusión, sin evidencias científicas, han llegado "sin discrepancias", tal como resaltó Etxeberria, los arqueólogos e historiadores que durante casi un año han estado buscando los restos del famoso autor de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. 

"No podemos hacer una verificación matemática, no tenemos la certeza absoluta. Somos prudentes y estamos ilusionados", dicen los investigadores

Los investigadores presentaron este martes en rueda de prensa los resultados de la búsqueda de Miguel de Cervantes, en la que según ellos han aparecido restos muy descompuestos asociados al escritor, a su esposa, Catalina de Salazar, y a las primeras personas enterradas en la iglesia primitiva, que estaba ubicada en un punto distinto al actual.

Sin embargo, no hay prueba de ADN que avale sin ninguna duda que Cervantes está enterrado donde dicen los investigadores. No se han practicado pruebas de ADN porque, según Etxeberria, solamente podría contrastarse con la de una hermana del padre del escritor, cuyos restos están en un osario común de un convento de Alcalá de Henares.

Así que todo se mueve en el terreno de lo posible, pese al convencimiento del equipo investigador, que ha optado por una interpretación maximalista acudiendo a la historia y a los hechos probados.

"No podemos hacer una verificación matemática, no tenemos la certeza absoluta. Somos prudentes y estamos ilusionados", declaró Etxebarria. "Estamos convencidos de que entre esos fragmentos tenemos algo de Cervantes", apostilló el responsable del equipo de investigación. Los investigadores dijeron que no hay evidencia científica pero sí "una certeza histórica".

"Estamos convencidos de que entre esos fragmentos tenemos algo de Cervantes", apostilló el responsable del equipo de investigación

Los restos estaban en el subsuelo, en el conjunto que los investigadores han nombrado con el 32, y han aparecido junto con elementos y ropajes que han permitido datarlos con los del siglo XVII y contrastarlos con la documentación histórica.

En concreto, los investigadores han hallado restos de 17 cuerpos, que fueron enterrados entre 1612 y 1630 en la iglesia primitiva de las Trinitarias, ubicada al contrario de lo que se pensaba hasta ahora en un lugar distinto al actual, y que fueron trasladados a la cripta entre 1698 y 1730, en el momento en que estaban terminando las obras de construcción del convento.

Según ha expresado en la rueda de prensa la antropóloga Almudena García Cid, concretamente hay restos de un mínimo de cinco niños y un mínimo de diez adultos (de ellos cuatro masculinos, dos femeninos, dos indeterminados y dos probablemente masculinos), lo que se corresponde con los 17 enterramientos documentados en la iglesia inicial.

Esta investigación, liderada por el forense Luis Avial y el georradarista Francisco Etxebarria, ha costado 124.000 euros y ha estado apoyada por el Ayuntamiento de Madrid.

Botella no tiene dudas

La que no tiene dudas es la alcaldesa de Madrid
. Ana Botella, presente en la rueda de prensa, dio por bueno el hallazgo de los restos del escritor y añadió que ese hallazgo ha contribuido a la historia y la cultura de España.

"Cervantes es una persona que no se puede separar de la cultura española", recalcó Botella antes de incidir en que si algo caracteriza a España es un condición de "gran potencia cultural".

La primera esperanza de haber dado con los restos del manco de Lepanto se dio a conocer el pasado 25 de enero, cuando los investigadores que le buscan en el convento de las Trinitarias localizaron un féretro en la zona de nichos con las iniciales M.C.
remachadas en hierro.

Wert: "Espero que sea un lugra de peregrinaje cultural"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que no estuvo en la rueda de prensa, también celebró la "posible" identificación de los restos mortales de Miguel de Cervantes y su esposa.

"De la misma forma que en Inglaterra la tumba de [William] Shakespeare es un lugar de peregrinaje cultural para los ingleses y un hito, el saber que los restos de Cervantes estaban en el convento de las Trinitarias y tenerlos identificados va a dar nueva vida al Barrio de las Letras", declaró Wert tras una reunión europea de ministros del ramo.

Wert calificó de "muy buena noticia" la confirmación del peritaje sobre los restos del autor, "en un año que conmemoramos el IV centenario de la segunda parte de 'El Quijote'".

Los forenses pusieron así punto final a una investigación de diez meses, de iniciativa público-privada, aunque no cerraron la puerta a que una tercera fase lleve a un análisis más detallado de los restos, muy fragmentados y desperdigados junto a los de otras 16 personas, incluida la esposa de Cervantes, Catalina de Salazar.