Público
Público

La comedia se apunta a la regulación del cannabis con un espectáculo en la Gran Vía de Madrid

Antonio Castelo, Kaco Forns y Albert Boira, entre otros artistas, participan en un show que se estrena este jueves en el Palacio de la Prensa para criticar con humor la estigmatización de la marihuana y su prohibición en España.

Cartel de 'Una comedia con buenos humos'.
Cartel de 'Una comedia con buenos humos'.

La lucha por la legalización del cannabis llega al corazón del teatro en España, a la Plaza del Callao, junto a la Gran Vía de Madrid, donde este jueves se va a estrenar un espectáculo de comedia y monólogos en el que se critica, con humor, la desinformación y la estigmatización sobre el uso de la marihuana en nuestro país, uno de los pocos de la UE donde aún no se ha acometido ningún tipo de proceso regulatorio. Antonio Castelo, Kaco Forns, Eva Cabezas y Patricia Morueco, bajo la dirección artística de Albert Boira, son los protagonistas de este primer gran show cannábico nacional.

Trivial cannábico, una comedia con buenos humos es el título del espectáculo que se presenta a las 21.30 de este jueves en el teatro Palacio de la Prensa y que cuenta con una banda de música en directo, además de los monólogos de destacados cómicos de la comedia y un concurso dirigido al público con preguntas sobre la planta de la marihuana, su cultivo y sus diversos usos. "Es un proyecto que pretende ser un brazo más del activismo por la legalización del cannabis, el brazo simpático de la lucha por la regulación", dice a Público Albert Boira.

Boira lleva 20 años haciendo monólogos de comedia, de la que fue precursor en el circuito de Catalunya. Y además es un veterano activista por la regulación del cannabis, una lucha a la que sumó su vertiente cómica con un espectáculo que hace unos 15 años giró por los clubes de usuarios de Barcelona y que empezó en el Airam, la asociación de Albert Tió, que hoy cumple cinco años de condena a prisión por una intervención de marihuana en aquella entidad. Por aquellos años, Boira también compartió con Tió una plantación de cannabis reivindicativa en plena Plaza de Catalunya, a la que pusieron fin varias furgonetas de los Mossos D’Esquadra. De esa forma, acabó siendo el primer monologuista en hablar de la marihuana en el canal Paramount Comedy (hoy Comedy Central) y en dirigir ahora el primer gran espectáculo sobre el cannabis en un teatro del Broadway madrileño.

"El humor es una excelente vía para esta lucha por la regulación", asegura Albert Boira, también muy conocido por sus monólogos sobre temas de LGTBI. Sin ánimo de destripar el espectáculo que estrena este jueves, lo que ahora se suele denominar con el anglicismo spoiler, uno de sus números se basará en una versión de la popular canción lírica napolitana O sole mio que en su caso se titula O porro mío.

Otro de los cómicos de este espectáculo, Kaco Forns, guionista del programa Late Motiv de Andreu Buenafuente y con una amplia trayectoria en la comedia, está igualmente entusiasmado con el proyecto. "Es una idea maravillosa que va a ayudar a dar visibilidad a un tema que cada día tiene más presencia", dice a este periódico.

Kaco Forns es también un activista por la regulación desde el mundo de la comunicación y el espectáculo. Es el autor de dos podscat: Confondecauch, que emite a través de un canal en Youtube, en el que charla con personajes famosos y desconocidos sobre el uso del cannabis desde una perspectiva relajada y satírica, y otro más serio, Marihuana para todos, que se difunde en la plataforma Podimo, con entrevistas a diferentes expertos sobre la planta.

"Europa nos está empujando a regular", señala este cómico y guionista para destacar el compromiso del nuevo gobierno de coalición de Alemania entre socialdemócratas, verdes y liberales para legalizar también el uso integral del cannabis en un país al que España exporta buena parte de la marihuana medicinal que allí ya está permitida y aquí se cultiva, aunque sigue prohibida. "Espero que esto anime a que en España se siga el mismo camino. En mi cabeza, a corto y medio plazo, sólo cabe que haya algún tipo de regulación", afirma Forns.

"Aburridos de ver titulares negativos sobre el cannabis"

Otro de los promotores de este espectáculo, su director ejecutivo, es Paco Mascaraque, veterano activista y ahora secretario general del partido cannábico Luz Verde, quien también estará sobre el escenario del Palacio de la Prensa. Su idea básica de lo que pretenden con esta comedia es muy clara: "estamos aburridos de ver titulares negativos en torno al cannabis, de que estén todo el día demonizándolo, y lo único que queremos es que se regularice de una puta vez".

Llevar el cannabis a un teatro de la Gran Vía de Madrid es, a juicio de Mascaraque, una manera más de luchar contra la represión, contra los intereses ocultos que impiden su legalización en España, contra la negativa de un partido progresista como el PSOE a aprobar propuestas de regulación presentadas por otros grupos en el Senado y el Congreso, votando lo mismo que Vox y PP. "¿Será que han llegado a un acuerdo y las empresas del cannabis van a ser las próximas puertas giratorias?", se pregunta Mascaraque.

En tiempos donde las acusaciones y alguna condena judicial han caído sobre artistas por los contenidos polémicos de sus obras es obligatorio preguntar si, en este caso, hay temor a que lleguen los demonios de la censura de hechos consumados mediante querellas por apología de una sustancia todavía prohibida en España. La respuesta del director ejecutivo de la obra es contundente: "aquí no hacemos apología del consumo, sino de la legalización, a favor de que los señores diputados hagan su trabajo, que es para lo que cobran, y hagan de una vez lo que demanda la sociedad".

Albert Boira también lo ve así: "Nos cuidamos muy mucho de infringir las leyes actuales, aunque queramos cambiarlas No vamos a hacer nada que esté prohibido. Lo que se hace es un posicionamiento jocoso". Él sabe bien de lo que habla, porque el pasado verano sufrió un incidente en Navarcles (Barcelona) cuando una concejala de la CUP del equipo de gobierno de la localidad interrumpió su espectáculo para censurarle que había hecho bromas sobre el colectivo LGTBI. La concejala presentó días después su dimisión.

"Quiten sus manos de los escenarios, es lo que yo les digo a los políticos que nos utilizan como armas arrojadizas para sus peleas", subraya este reputado monologuista.

La intención de los promotores de Trivial cannábico, una comedia con buenos humos es que el espectáculo continúe después de su estreno y se pueda representar, al menos, una vez en un teatro de la Gran Vía de Madrid y en otro de la ciudad de Barcelona, si hay una buena respuesta del público. Luego, según Boira, ya se plantearían organizar una gira por otras capitales de España. Antes de su estreno en la capital del país, hace un año, ya habían hecho dos representaciones de menor formato y con menos estrellas en Alicante y Valencia, cuando sólo podía se llegar a un 40% del aforo a causa de la pandemia.