Público
Público

González-Sinde: "No hay nadie que haya llegado a su capacidad de imaginación"

El cine español lamenta la pérdida de su más grande escritor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director de cine José Luis García Sánchez ha lamentado hoy el fallecimiento del escritor y guionista, 'una joya totalmente insustituible para la literatura y el cine español'.

El realizador ha indicado que Rafael Azcona le ha honrado con su amistad durante veinticinco años, en los que ha trabajado con él a diario 'sin haber reñido ni una sola vez', pero, 'eso sí, discutiendo todos los días'.

El cineasta ha señalado que Azcona luchaba 'denodadamente' contra un cáncer de pulmón, pero 'estuvo trabajado hasta el último día' para terminar de rehacer su libro Los ilusos, antes de ponerse a trabajar en un guión para hacer una película basada en su novela Los muertos no se tocan, nene y dirigida por el propio García Sánchez.

Ha subrayado que Azcona era un hombre de 'un pudor exquisito para sus sentimientos, un ser adorable y adorado', por lo que la familia decidió mantener el fallecimiento y la incineración en la intimidad en correspondencia con su manera de ser.

El mejor guionista y amigo

El productor y cineasta José Luis Cuerda, que trabajó con Rafael Azcona en El bosque animado (1987) y La lengua de las mariposas (1999) y en su última película, Los girasoles ciegos. Lo tiene claro: era el 'mejor guionista de este país'.

Cuerda, que de todos los trabajos del guionista, se queda con Plácido, considera que el cineasta riojano era el 'viejo más joven y más lucido que ha existido jamás'.

Rafael Azcona 'sabía ver lo mejor y lo peor que había en las personas' y, sobre todo, era 'el mejor de los amigos', asegura el cineasta. 

 

La presidenta de la Academia de Cine, Angeles González- Sinde, aseguró hoy que con la pérdida de Rafael Azcona, desaparece 'uno de los más grandes escritores de cine de Europa, no sólo de España'.

González-Sinde declaró que Azcona se marcha sin haber dejado un relevo a su altura. 'No hay nadie que haya llegado a su capacidad de imaginación, su rigor intelectual y su brillantez', afirmó.

Según la realizadora, Rafael Azcona ha sido uno de los más destacados del mundo 'en el oficio del cine más difícil de todos', que es el de inventar lo que saldrá después en la pantalla.

A su juicio, lo mejor que hizo Azcona fue con Luis García Berlanga y, sobre todo, con José Luis García Sánchez, con quien demostró que realmente 'se sintió libre'.

El escritor discreto 

Uno de sus predecesores al frente de la Academia de Cine y amigo durante 'muchos años' de Azcona, José Luis Borau, ha conocido la noticia esta tarde y ha asegurado que la discreción que ha rodeado su óbito 'encaja perfectamente' con el espíritu del fallecido, 'con su afán de no ser una figura pública'.

'Ha sido todo tal y como era él, y encaja con esa resistencia no solo a ser académico de la Lengua -algo que el propio Borau propuso en su momento al entonces presidente de la RAE Fernando Lázaro Carreter-, sino a aparecer en los festivales, a los que iba sólo cuando no quedaba otro remedio', ha añadido el director de cine.

El director Antonio Giménez-Rico aseguró hoy que Rafael Azcona era 'un monstruo como guionista y su genialidad residía en su capacidad para detectar los fallos en las estructuras narrativas'.

Azcona escribió el guión de 'Soldadito español' para Giménez-Rico y éste le recordó hoy como 'un extraordinario constructor de historias, el mejor guionista de todos los tiempos del cine español y un personaje de tal magnitud que es imposible resumir en pocas palabras'. 

 

José Luis López Vázquez ha lamentado hoy la muerte del escritor y guionista Rafael Azcona, quien para el actor 'era alguien que no debería desaparecer nunca, aunque en su caso vivirá siempre a través de su obra, ingenio y talento', ha explicado.