Público
Público

La literatura espera su revolución

Mario Bellatin aborda la transgresión de límites literarios a partir del ebook

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al escritor mexicano Mario Bellatin (México D.F, 1960) le gusta sobrepasar los límites literarios. Transgredirlos e ir más allá. Es lo que ha hecho siempre en sus libros, una mezcla de géneros, siempre inclasificables. Estos juegos tienen un nombre: performances literarias, una temática que ayer le trajo directamente a Madrid desde el D.F para ofrecer una conferencia en La Casa Encendida de Madrid.

'El término performance no me parece nada concreto. Es una manera de llevar la escritura a límites que las formas tradicionales no tienen contempladas. Yo, por ejemplo, uso cámaras. Sin embargo, sigo siendo un escritor, no soy un fotógrafo', explicó Bellatin a Público poco antes de la conferencia.

En esta ruptura con lo convencional, para el escritor han cobrado renovada importancia las tecnologías. Él, que empezó a escribir con una Underwood de 1915 ahora no concibe la escritura sin el iPad. 'Aunque todavía no ha estallado, es la nueva revolución. Y cuando llegue, se harán libros en papel y muchos otros sólo ex profeso para el ebook', aseguró.

El mexicano está convencido, además, de que el formato del libro electrónico modificará la creación literaria, como ya hiciera el cine en el siglo XX. 'El cine cambió primero la estructura antes que lo visual. Y con el ebook ocurrirá lo mismo', manifestó.

Esta revolución servirá a su vez para traer nuevos bríos a la literatura actual en castellano. Para el mexicano, ahora no son buenos tiempos para la creación. 'Creo que se repiten muchos modelos y hay pocos espacios para encontrar autores que busquen un mundo propio. Se han dejado seducir por elementos externos', apuntó el escritor, que no echa la culpa a los autores: 'El problema parte de una suerte de ideas preconcebidas que van en contra de la personificación del propio texto'.

Este esfuerzo por la transgresión de límites convencionales no significa, sin embargo, que la historia desaparezca. 'Algunas vanguardias del siglo XX quedaron como piezas de museo porque sacrificaron la historia', manifestó.

Tras esta parada por La Casa Encendida, el escritor, regresará próximamente al mercado español con La clase muerta (Alfaguara), formada por los relatos La biografía ilustrada de Mishima y Los fantasmas del masajista; y la 'especie de novela' Disecado (Sexto Piso). Mientras, prepara Los 100.000 libros de Mario Bellatin, una instalación con todos sus libros que viajará al próximo Documenta de Kassel. Y que el impulso creativo no pare.