Público
Público

¿Por qué Radiohead dejó EMI?

2007 será recordado porque el grupo Radiohead decidió colgar su nuevo disco en Internet y dejar que los usuarios pagaran lo que quisieran.

JESÚS MIGUEL MARCOS

2007 será recordado porque el grupo Radiohead decidió colgar su nuevo disco en Internet y dejar que los usuarios pagaran lo que quisieran. La repercusión de este movimiento ha sido bestial. Más de un millón de personas se descargaron In Rainbows en todo el mundo y, aunque el grupo no ha revelado la cantidad recaudada, todo indica que la jugada les ha salido rentable, al menos a nivel promocional y de imagen.

Pero, ¿qué condujo al grupo de Thom Yorke a tomar esta determinación? El periódico británico The Times reveló el pasado viernes los entresijos de la negociación entre la banda y EMI, la discográfica  de toda su vida, con la que había finalizado contrato en el disco anterior, Hail to the Thief (2003). Los de Oxford exigieron un contrato de 10 millones de libras y recuperar el control de su catálogo, oferta que EMI rechazó rotundamente.

Un portavoz de la compañía de discos declaró que la cantidad que pedía el grupo era “extraordinaria”: “El resto de artistas no debería subsidiar las ganancias de Radiohead”, precisó. Por su parte, el manager de la banda acusó a EMI de no tomarse en serio la negociación y lanzó un dardo a la compañía al predecir que otros artistas de renombre tomarán el mismo camino que los de Oxford en breve.

Pero la venganza se sirve en plato frío. Las tensas negociaciones y el desencuentro final explican el lanzamiento por parte de EMI, este mismo mes, de una caja a precio de saldo con toda la discografía de Radiohead. Y es que uno de los asuntos más espinosos fue el de los derechos sobre los seis discos de Radiohead.

“Hemos vendido 25 millones de discos y tenemos los derechos morales de esas obras. Queríamos controlar cómo van a ser explotados esos álbumes en el futuro. No buscábamos ni un anticipo sustancioso, ni siquiera una garantía de gastos en marketing. Las negociaciones no llegaron hasta ese punto”, explicó a The Times Bryce Edge, manager de la formación.

El jefe de EMI

Hay un nombre en este culebrón que no conviene soslayar: Guy Hands. Este economista y empresario, uno de los hombres más ricos de Reino Unido, es el nuevo dueño de EMI. Pocas semanas después de hacerse con la compañía comenzó la negociación con Radiohead. Él se encargó personalmente.

La intención de Hands y su compañía Terra Firma, según The Times, es vender EMI en 2012 por un coste que casi cuatriplicaría los 2,1 billones que pagaron por ella. Eso supone sacar beneficios hasta de debajo de las piedras con una estrategia que el empresario va desvelando poco a poco.

En primer lugar, pretende ahorrar 100 millones de libras al año reajustando deficiencias del anterior gestor. Asimismo, ha escrito a sus artistas para valorar “la relación de colaboración” que mantienen y, quizás temiendo una huida generalizada al estilo Radiohead, asume que este caso es una “alarma para despertar”. A continuación sugiere el siguiente modelo: discográficas actuando como fondos de inversión que financian la grabación de álbumes y, ojo, las giras. Las discográficas saben que el dinero de la música se está trasladando a los conciertos y quieren llevarse su parte del pastel.

Sin embargo, el manager de Radiohead ha avisado que los artistas están muy molestos. Por ejemplo, el contrato del grupo no les permitía recibir royalties por las ventas digitales. Además, la compañía seguía deduciendo costes de embalaje de canciones vendidas a través de Internet.


Que los precios de los conciertos se están elevando de forma astronómica es un hecho constatable. La excepcional demanda provoca que los artistas no se corten a la hora de exprimir a su público. Por eso, la próxima gira de Radiohead por el Reino Unido ha levantado críticas encendidas. Los precios de las entradas, según publica la revista musical New Musical Express, roza las 50 libras –más de 67 euros–, una cantidad que no alcanzó Prince en su tanda de recitales en el O2 Arena londinense.

Sin embargo, el manager de Radiohead, Bryce Edge, cree que el precio es justo: “No queremos salir de gira y perder dinero. Desplegar un espectáculo de calidad cuesta dinero. Es un precio similar al de artistas de la misma talla”, explicó. El grupo de Oxford ofrecerá su único concierto en España el próximo 12 de junio en el Parc del Fórum de Barcelona, en el marco del Daydream Festival. El precio de la entrada: 65 euros.