Público
Público

Los Oscar, territorio hostil para las mujeres

Bigelow puede ser la primera directora en ganar la estatuilla

CARLOS PRIETO

Amigo, ¿quiere usted ganar mucho dinero? Pues escuche bien este consejo: vaya a su casa de apuestas más cercana y apueste todo su dinero a que Kathryn Bigelow recogerá el próximo 7 de marzo el Oscar al mejor director por En tierra hostil, filme sobre las peripecias de una unidad de eliminación de explosivos en la guerra de Irak.

¿No se fía usted? Vale, ni siquiera sabemos aún si el filme de Bigelow competirá en esa categoría (las nominaciones se conocerán el próximo 2 de febrero), pero no se preocupe: En tierra hostil ganó en la madrugada del pasado sábado los Premios de la Crítica estadounidense (BFCA) a la mejor película y al mejor director. En los últimos diez años, la película que salió triunfadora de la gala de la BFCA acabó arrasando en los Oscar. Es una predicción infalible.

La Academia lleva premiando filmes de hombres desde 1927

Pero antes de que salga usted despavorido a apostar toda su pasta, quizás debería escuchar esta otra estadística: ninguna mujer ha ganado antes el Oscar al mejor director. Y ninguna película dirigida por una mujer ha sido elegida por la Academia como la mejor del año. Y eso que la primera gala de los Oscar tuvo lugar en 1927. Así que los diez años de aciertos de la BFCA no tienen nada que hacer contra los 83 que dura ya la sequía femenina en los Oscar.

Pese a que En tierra hostil, que se estrena en España el 29 de enero, parte como la gran favorita este año (la pasada madrugada compitió en las principales categorías de los Globos de Oro), si hacemos caso al sexo de su directora, podría decirse que sería casi un milagro no ya que ganara el Oscar al mejor director, sino incluso que fuera nominada. Sólo dos mujeres han sido nominadas antes en esa categoría. Y curiosamente ninguna de las dos era estadounidense: la italiana Lina Wertmüller (Siete bellezas, en 1976) y la neozelandesa Jane Campion (El piano, en 1993).

Sólo cuatro guionistas se han llevado el premio a casa

El panorama también es desolador si hablamos del Oscar al mejor guión original: sólo Callie Khouri (Thelma y Louise, en 1991), Jane Campion (El piano, en 1993), Sofía Coppola (Lost in translation, en 2003) y Diablo Cody (Juno, en 2007) se llevaron la estatuilla más deseada a casa.

Y si repasamos la lista de premiadas en la categoría de mejor guión adaptado, también nos topamos con una cifra pírrica: seis mujeres. Sarah Mason (Mujercitas, en 1933), Claudine West (La señora Miniver, en 1942), Ruth Jhabvala (Una habitación con vistas, en 1986, y Regreso a Howards Ends, en 1992), Emma Thompson (Sentido y sensibilidad, en 1995), Philippa Boyens (El señor de los anillos. El retorno del rey, en 2003) y Diana Ossana (Brokeback Mountain, en 2005) tienen un Oscar en la estantería de casa.

Lo dicho: Kathryn Bigelow puede hacer historia la noche del 7 de marzo. Pero antes tendrá que pasar por encima de un muro de hombres formado por (si hacemos caso a los pronósticos) Quentin Tarantino (Malditos bastardos), James Cameron (Avatar), Clint Eastwood (Invictus), Jason Reitman (Up in the air) y Rob Marshall (Nine). El colmo de toda esta historia de marginación femenina sería que James Cameron superara a Bigelow en el último instante. Eso ya sería puro cachondeo. Y decimos James Cameron y no otro por un motivo muy sencillo: el melomaniaco director de Titanic es el ex marido de Bigelow... Crucemos los dedos...