Público
Público

Sant Jordi La primera diada de Sant Jordi pospandemia confía en igualar las ventas de 2019

La jornada sin restricciones prevé recuperar la normalidad. La previsión de lluvia obliga a cambiar algunas ubicaciones, aunque se mantiene el despliegue programado.

Alguns clients mirant llibres en una parada de la rambla de la Llibertat de Girona durant la diada de Sant Jordi del 2019
Algunos clientes mirando libros en una parada de la rambla de la Llibertat de Girona durante la 'diada' de Sant Jordi del 2019. Aleix Freixas / ACN

Libreros y floristas lo tienen todo listo para la primera diada de Sant Jordi sin restricciones desde 2019. Sin mascarilla obligatoria ni límites de aforo, esperan al menos igualar las cifras de ventas de antes de la pandemia, con la única incógnita de si la lluvia aguará la jornada. Girona ya ha anunciado que desplaza los puestos de libros dentro del recinto del Palau Firal y también se ha cambiado la ubicación del tradicional desayuno de autores convocado por el Ayuntamiento de Barcelona, que en lugar de celebrarse en el Palau de la Virreina lo hará en el Saló de Cent del consistorio. Por lo demás, sigue adelante la programación y el despliegue previstos.

Barcelona acogerá un récord de 300 puestos de profesionales del libro, 60 más que en 2019, y en 170 habrá autores firmando. El sector prevé un día "histórico" y contará como principal novedad con una superilla literaria en el centro de la ciudad con la gran mayoría de puestos, unos 200. Estará situada en el Eixample, entre la avenida Diagonal y la Gran Via, y las calles de Pau Claris y Balmes, por lo que incluirá la Rambla de Catalunya y el Passeig de Gràcia. La Diagonal, Gran Via, Aragó y València se mantendrán abiertos al tráfico, aunque también acogerán algunos puestos de libros y flores.

Los puestos de libros en Girona se trasladan al interior del Palau Firal

El público podrá disfrutar de 9 de la mañana a 9 de la tarde de los 300 puestos que habrá repartidos por toda la ciudad, en siete distritos: l'Eixample, Ciutat Vella, Gràcia, Les Corts, Poblenou, Sant Andreu y Sarrià. Algunas editoriales y pequeñas librerías han criticado su ubicación por considerar que la organización de este año, a cargo del Gremi de Llibreters, supone una "privatización", ya que se prioriza a los asociados. El Ayuntamiento rechaza las acusaciones y defiende el cambio de modelo para dar prioridad a los profesionales del libro. Anteriormente, era el propio consistorio el encargado de la organización.

Girona ha decidido cambiar la ubicación de los puestos al Palau Firal ante la previsión de lluvia. Por el momento, el resto de capitales mantienen los planes previstos y en Tarragona habrá puestos en la Rambla Nova, mientras que en Lleida estarán ubicados en la Rambla Ferran.

Los floristas prevén vender seis millones de rosas

Por otro lado, el sector de la flor prevé que este Sant Jordi se comercialicen unos seis millones de rosas en Catalunya, un 43% más que el pasado año, de las cuales unos dos millones se distribuirán desde Mercabarna-flor. Un año más, la variedad Freedom, de origen colombiano y ecuatoriano, será la gran protagonista, acaparando el 85% de las ventas de rosa roja. Por lo que respecta a los precios, a pesar del encarecimiento del precio del transporte y la revaluación del dólar, se mantendrán estables a partir de los cuatro euros. El sector afronta con optimismo el día, que constituye el 30% de ventas de rosas que se venden durante todo el año en Catalunya.

Arrancan los actos institucionales

Las instituciones también calientan motores para la diada. La Generalitat inaugura este año el Pròleg de Sant Jordi con la voluntad de que se consolide como pistoletazo de salida a la jornada. Tendrá lugar este viernes a las 17.30 horas y contará con los parlamentos de la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, y los escritores Josep Vallverdú y Nadia Ghulam, y cerrará el acto el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Además, habrá actuaciones musicales de la cantante Damaris Gelabert.

Los conciertos en la Antigua Fábrica de Estrella Damm reunirán a unos 40 grupos

Este sábado se recuperan las tradicionales puertas abiertas en el Palau de la Generalitat, que en 2021 se celebraron en formato mixto presencial-virtual debido a la pandemia. En Barcelona, el día arrancará con el desayuno de escritores convocado por el Ayuntamiento, que se ha trasladado del Palau de la Virreina al Saló de Cent por la previsión de lluvia. Este viernes leerá el Pregó de la Lectura la escritora Imma Monsó, también en el Saló de Cent.

La capital catalana también recupera los conciertos en la Antigua Fábrica de Estrella Damm, una cita consolidada que este año reunirá a más de 40 grupos, entre ellos Mishima, Joan Dausà, Blaumut, Flashy Ice Cream, the Thyets y 31 FAM. Se alargarán a lo largo de todo el fin de semana y habrá entrada libre.