Público
Público

"El sufrimiento no es creativo en absoluto"

Rosa Montero publica la novela ‘Lágrimas en la lluvia'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muerte de su marido pilló a Rosa Montero (Madrid, 1951) inmersa en la escritura de Lágrimas en la lluvia (Seix Barral), una novela de ciencia-ficción con ecos de Blade runner. El dolor la atenazó y estuvo a punto de tirarlo todo por la borda. La salvó el personaje de Bruna Huski, una detective que tiene que resolver varios crímenes en el año 2109 y a la que ya ha convertido en la protagonista de una saga.

06 En La función Delta' y Temblor' ya tocó la ciencia-ficción. ¿Por qué este regreso al género?

Quería regalarme una novela escrita con la pasión e inocencia con la que escribía a los 19 años. Quería regalarme un mundo. Y para eso busqué los géneros que más me divirtieron en la adolescencia: la ciencia-ficción y la novela negra.

05 En su novela la gente se sigue drogando en busca del placer, hay xenofobia y homofobia. ¿Tampoco tenemos remedio en el futuro?

¡Es este mundo! Y no creo que sea descorazonador. Me interesa la ciencia-ficción no para escaparme de este mundo, sino para hablar metafóricamente de la vida. Por otra parte, la evolución del siglo XXI creo que puede ser así.

04 En Lágrimas en la lluvia' habla de la falsedad de nuestra memoria. ¿Los recuerdos son pura traición?

Lo que cuentas de ti siempre es mentira, porque lo que recuerdas de tu pasado no es lo mismo que recordarás dentro de 20 años. Somos narradores de nuestra vida.

03 ¿Ese es el problema con la memoria colectiva en España?

Si la privada es falsa, la colectiva ni te cuento. Lo que hacen las sociedades democráticas avanzadas es que permiten emerger todas las memorias. Desde esa suma se podrá alcanzar una aproximación a lo real. En España estamos en ese momento.

02 Cuando escribía esta novela, su marido murió. ¿El dolor fomenta la creatividad?

No. Lo que es creativo es la melancolía. Y también la alegría. Pero el sufrimiento no es creativo en absoluto.

01 La escritora Joyce Carol Oates dice que las tragedias nos hacen mejores.

Si no te mata. Lo que ocurre es que en la vida vas a tener una cuota de dolor. Y hay que aprender a manejarlo.