Público
Público

Taburete Willy Bárcenas: "Mi padre no es un santo, pero tampoco es el Satanás que han pintado"

El hijo de Luis Bárcenas y líder del penúltimo fenómeno comercial de la música española, promociona el tercer disco de 'Taburete'. Al contrario que en ocasiones anteriores, no tiene reparos en reflexionar sobre Gürtel y sus padres en 'Vanity Fair'

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Willy Bárcenas, en una imagen de archivo 

Taburete, el penúltimo fenómeno comercial de la música española, la banda liderada por Guillermo —Willy— Bárcenas, el hijo de Luis Bárcenas y Rosalía Iglesias, ambos condenados por el caso Gürtel, ha presentado esta semana su tercer disco, Madame Ayahuasca. Willy Bárcenas ha aprovechado la ocasión para hablar de la situación de sus padres. El líder de Taburete ha concedido entrevistas a varios medios, pero ha sido en la revista Vanity Fair, donde ha estado más locuaz en relación a sus padres. 

A contrario que en la promoción del disco anterior, en la que se negó a a hablar de sus padres, al menos a Público, en este ocasión Willy Bárcenas no ha tenido reparo en afirmar que le afecta la situación de sus padres: "Claro que te afecta. Yo, en otras circunstancias, sería la persona más feliz del planeta", asegura en la entrevista.

Por supuesto, defiende a sus progenitores a capa y espada y lamenta las penas de cárcel que han caído sobre ellos: Ellos lo son todo para mí y lo seguirán siendo. "¡33 años [a Luis Bárcenas] y 15 años [A su madre, Rosalía Iglesias]! Me parece de chiste, de coña. Una cosa es lo que es justo, y otra lo que se ha querido hacer con mis padres, lo que se ha hecho". La defensa que hace de su padre es hasta conmovedora: "Mi padre no es ningún santo, de acuerdo, pero no es el Satanás que han pintado".

En la entrevista también se queja de que Gürtel  ha perjudicado la carrera de su banda: "Hay gente que dice que hemos triunfado porque soy el 'hijo de'. Es que te tienes que descojonar: hemos triunfado a pesar de eso. No nos ha ayudado. ¿Nos ha dado publicidad? Sí, pero no buena".

Pese a ello, el éxito del grupo es arrollador. Quizá por eso Willy Bárcenas aprovecha para pasar alguna que otra factura: "​Hay mucha gente a la que nuestro éxito le jode la vida y hay muchas personas que rajan de nosotros pero luego nos escuchan".

Willy Bárcenas asegura, que Taburete sólo pretender ser "un grupo de fiesta y de desconexión" y aprovecha la entrevista para cargar contra los políticos: “Todos los políticos piensa que el resto somos tontos; sólo quieren rascar votos"

Pero además de sus padres y de los políticos, durante la promoción ha habido tiempo para hablar de otras cuestiones, como por ejemplo, sobre el porqué del titulo del disco —y de la canción que lo abre— y cómo eso animó a los miembros del grupo a probar la ayahuasca en compañía de un chamán: "Llevaba mucho tiempo leyendo sobre ello y compuse la canción, pero hasta el otro día no hicimos un pequeño ritual. No lo veo como una droga, sino como una medicina, que no sirve tanto para abrir los ojos y flipar con lo de fuera como para cerrarlos y flipar contigo mismo", relata Bárcenas, que destaca de esta primera experiencia "la sensación de paz que deja y que invita a disfrutar más el presente".

Con respecto al futuro, Taburete sigue sus planes de celebrar un gran concierto en el verano de 2019 en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid

Además de Bárcenas, Taburete lo completan Antón Carreño (guitarra y coros), Guillermo Gracia Carrión (guitarra eléctrica), Antonio de la Fuente (guitarra rítmica), Simón Cordero y Manuel Hevia (batería), Daniel Guadaña (bajo) y Patxi Urchegui (trompeta).