Público
Público

El Barça se ensaña con L’Hospi

Iniesta vuelve a sufrir una lesión muscular que le tendrá 15 días de baja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con un vendaval de fútbol y goles, los jugadores del Barcelona ridiculizaron ayer a Pep Guardiola. Ya fuera por que, un poco cansados del alarmista discurso de su técnico –anunció el partido como “peligrosísimo”–, decidieron darle un pequeño escarmiento; o por que, insaciables en su afán de batir marcas, perseguían el récord goleador en un año de su eterno rival (167 tantos), los azulgrana pasaron como un huracán por encima de L’Hospitalet. Nueve tantos arrasaron a los de Jordi Vinyals, en su frustrado intento de competir con el Barça por los octavos de la Copa. Los azulgrana se quedaron con el billete y, de paso, al sumar su tanto número 170, con el récord goleador en un año natural que poseía el Madrid.

Guardiola respondió a la peligrosidad que había anunciado con un once de peso –sólo Fontàs y el ya habitual Cuenca saltaron de inicio–, pero esta se esfumó en un santiamén, sin necesidad de que el Barça hiciera apenas nada, más allá de enlazar, con su tremendo oficio, unos cuantos pases. Pero la persistencia de Cuenca en sus cabalgadas hasta la línea de fondo intimidaron a Moussa y engañaron al árbitro que, en una de ellas, observó penalti del defensa de L’Hospi sobre el extremo. Pareció riguroso. Incluso fuera del área, por más que la caída de Cuenca, que exageró el gesto, fuera dentro. Pedro no tembló en la ejecución. Y el gol desarmó por completo a L’Hospi, hasta entonces muy sobrio.

El vendaval azulgrana que se desató a partir de entonces fue de una crueldad inusitada. Como si les fuera la vida en ello, los pupilos de Guardiola enlazaron goles como si de pases se tratara, uno tras otro, hasta cinco antes de la pausa, como si la victoria y el billete para los octavos fueran a los puntos. Antes de lesionarse –una rotura en el tercio medio del bíceps femoral izquierdo que le tendrá 15 días de baja–, Iniesta inició el azote culminando una gran jugada entre Xavi y Cesc, protagonistas también del cuarto tanto firmado por el de Terrassa. En medio, Thiago había aumentado la cuenta al forzar el fallo de Castaño al borde del área. Y Tello, sustituto de Xavi, firmó el quinto latigazo.

El castigo pareció más que suficiente para L’Hospi. No para los voraces muchachos de Guardiola, que siguieron aumentando su cuenta hasta superar la marca del Madrid. Y no contentos, aumentaron su margen con otros tres. Buscaron el décimo hasta el final. Y parecieron hasta un pelo contrariados al no lograrlo.

Barcelona: Pinto; Puyol, Piqué, Fontàs; Thiago, Xavi (Tello, m. 38) , Busquets (Dos Santos, 56), Iniesta (Sergi Roberto, m. 30) ; Cesc, Pedro y Cuenca.

L’Hospitalet: Craviotto; Hammouch, Castaño, Lucas Viale, Moussa (Haro, m. 53); Pitu (Manel, 65), Rubén; Corominas, Ángel Sánchez, Aday; y Prats.

Goles: 1-0. M. 11. Pedro, de penalti sobre Cuenca. 2-0. M. 18. Iniesta, a pase de Cesc. 3-0. M. 22. Thiago, tras robar un balón. 4-0. M. 35. Xavi, a pase de Cesc. 5-0. M. 42. Tello, de jugada personal. 6-0. M. 48. Cuenca. 7-0. M. 54. Thiago, de penalti. 8-0. M. 63. Tello. 9-0. M. 80. Cuenca.

Árbitro: González González. Amarilla a Lucas Viale.

Camp Nou: 56.480 espectadores.