Público
Público

Carolina Marín camina imparable hacia el oro tras dejar en la cuneta a la última campeona olímpica

La española, doble campeona del mundo, se ha impuesto en las semifinales de los Juegos a la china Li Xuerui, que terminó lesionada, por 21-14 y 21-16. El ciclón de Huelva alcanza la final sin perder un solo set en el torneo de bádminton.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4

La epañola Carolina Marín celebra su pase a la final olímpica de bádminton. /REUTERS

RIO DE JANEIRO.- Carolina Marín, doble campeona del mundo y de Europa, se aseguró una medalla en los Juegos Olímpicos de Río 2016 al clasificarse para la final de este viernes después de derrotar a la china Li Xuerui, vigente campeona olímpica, por 21-14 y 21-16 y mantenerse sin perder un set.

La onubense empleó 57 minutos en doblegar a su rival con un 21-14 en el primer set tras 22 minutos de juego, y un 21-16 en el segundo, después de 35 minutos sobre la pista, en la que la china sufrió una lesión en la rodilla izquierda que interrumpió unos minutos el partido cuando la española ganaba por 18-16.

La número uno del mundo se colocó con 3-0 de inicio y, aunque la china logró igualar el marcador, la española recuperó la ventaja en el siguiente punto para ir siempre por delante. En un partido más complicado que el de cuartos, el momento clave del primer set fue cuando Li se acercó a 2 puntos (11-13), pero Marín reaccionó para ponerse 6 arriba (11-17) y acertar hasta el 21-14 definitivo.

Li Xuerui, tercera cabeza de serie, y Marín exhibieron un juego rápido, ante la red y desde el final de la pista, con volantes altos también en el segundo set en el que la china se adelantó en los cuatro primeros puntos y, pese a la reacción de Marín, llegó a empatar y a mandar en el marcador (7-11).

Li Xuerui se puso cuatro puntos arriba en el segundo set

La campeona de Londres 2012 siguió por delante hasta disponer de un 11-14, que Marín reconvirtió en un empate a 14 con tres certeros volantes. Era el momento de resolver el partido y la española lo hizo pese a los puntos que salvó la china y las complicadas devoluciones que le hizo.

En la que marcó el 18-16 en su contra, hizo un mal giro en su rodilla izquierda, que la hizo tirarse al suelo e interrumpir el partido unos minutos hasta que le colocaron una rodillera con la que jugó los puntos finales para que la española rematara con 21-16 enfocando el oro.

Hasta este jueves la española y la china se habían enfrentado en cinco ocasiones y la china había doblegado a la onubense en tres partidos, uno de ellos en los Juegos de Londres, los primeros de Marín en los que no superó la primera fase.

Después Marín ganó a Li Xuerui en el Abierto de Malasia de 2015, más recientemente, y en la final del Campeonato del Mundo de 2014 en Copenhague, donde la española conquistó el primero de sus dos títulos mundiales.

Principal favorita al título en estos Juegos, Marín entró en semifinales después de barrer a la surcoreana Sung Ji Hyun (21-12 y 21-16) en cuartos, sin pasar por octavos al finalizar primera del grupo A, tras dos victorias en sus dos enfrentamientos iniciales.

Marín debutó en Río con un cómodo 21-6 y 21-4 sobre la finlandesa Nanna Vainio y aseguró los cuartos contra frente a la danesa Line Kjaersfeldt, número 24 en el ránking mundial, por 21-16 y 21-13, en cuarenta minutos de partido.

El último escalón que tuvo que subir la china Li Xuerui para medirse a Marín en semifinales fue la tailandesa Porntip Buranaprasertsuk, a la que doblegó por 21-12 y 21-17.

Su rival mañana será la india Pusarla Venkata Sindhu, número 10 del ranking mundial de bádminton. La india, de 21 años, tuvo que pelear hasta el final en el primer set (21-19), pero en el segundo dominó completamente a la nipona (21-10) y después de 49 minutos de partido selló su pase a la final.