Público
Público

"Si el club me hubiese impedido dar clases, me retiraba"

Demetrio Lozano, jugador del CAI Zaragoza de balonmano y profesor en la Universidad San Jorge de Zaragoza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A los 37 años, después de haber ganado tres medallas olímpicas, Demetrio Lozano compagina por primera vez el balonmano en el CAI Zaragoza con el trabajo. 'He estudiado INEF y salió una oportunidad laboral en la universidad San Jorge de Zaragoza para dar clases de balonmano. Me presenté a las pruebas de selecciono y tuve suerte'.

Nunca en su vida había trabajado en otra cosa que no fuese el balonmano. 'Pero viendo la que está cayendo no queda otro remedio'. Su club está en Ley Concursal y Demetrio ya tiene callo. Ha visto muchos compañeros que han acabado en el FOGASA. 'Se aproxima el final de mi carrera deportiva y no puedo esperar más. Tengo muchos compañeros que, una vez que han dejado el balonmano, están en paro, porque no encuentran nada'.

A pesar de los éxitos, 'y de pagar la hipoteca de mi piso en Barcelona', Demetrio siempre puso gran atención en la formación. 'Ahora estoy haciendo el doctorado y antes hice dos Masters, porque sabía que el deporte no era eterno y que con el balonmano no iba a resolver mi vida. Ahora mismo, hay compañeros en la Liga ASOBAL, que dicen que es la mejor del mundo, que no llegan a los 1.000 euros. Pero esto no es de ahora. Yo, por ejemplo, me acuerdo de Ruiz Casanova, un central del Teka de Santander, que trabajaba de vigilante de seguridad por las noches. Y esto es un ejemplo como podría poner muchos. El caso es conseguir ese trabajo'.

Por eso, Demetrio, a día de hoy, se considera un afortunado. 'Sé que tengo una edad para incorporarme al mundo laboral y que tengo poco tiempo cotizado en la Seguridad Social, no más de ocho o nueve años'. Las clases le han cambiado. 'Ha sido un cambio respecto a todos estos años. Antes, estudiaba, pero lo hacía a distancia. Ahora, sin embargo, tengo que estar en las clases sí o sí'.

No es mucho tiempo. 'Son seis horas lectivas más la preparación de las clases'. Pero ya le ha ocasionado algún problema. 'He tenido que ir a algún viaje por mi cuenta'. Aunque no le supone ningún cargo de conciencia. 'Cuando empezó la temporada ya se lo dije al club y, es más, avisé que si no les parecía bien dejaba de jugar'. El sueldo también se lo tocaron, 'pero no me sorprendió. En realidad, me lo hubieran bajado igual por el tema de la crisis'.

-Los rostros del pluriempleo en el deporte español

-'Nunca pensé en pedir la excedencia por el fútbol'

-'Si el club me hubiese impedido dar clases, me retiraba'

-'No hace falta que nos den un trabajo para toda la vida'

-'Me levanto a las 6.30 de la mañana para trabajar en el campo'