Público
Público

Crece el escándalo de abusos en
el fútbol inglés: podría haber 526 víctimas y 184 sospechosos

La Policía británica cifra en 248 los clubes afectados, desde equipos de la Premier League hasta otros de nivel amateur. También se han encontrado casos en otros deportes.

La denuncia del exjugador Andy Woodward ha promovido una profunda investigación. /REUTERS

REUTERS

LONDRES.- La policía británica, que investiga acusaciones de abusos sexuales generalizados a menores en clubes de fútbol que se remontarían a la década de los setenta, ha reconocido este miércoles que había identificado a 526 víctimas y a 184 potenciales sospechosos, añadiendo que otras disciplinas deportivas también se habían visto implicadas en el escándalo.

Las fuerzas policiales de todo el país pusieron en marcha investigaciones después de que el exjugador Andy Woodward revelara en noviembre que un joven entrenador de fútbol había abusado de él cuando era un niño, impulsando así a otros antiguos profesionales del fútbol a dar un paso adelante.

Las revelaciones de abusos relacionadas con el fútbol son el último capítulo de una serie de escándalos de pedofilia que han impactado al país.

Las víctimas dicen que la magnitud de los abusos probablemente sea peor que la del caso de la estrella televisiva Jimmy Savile, antiguo presentador de la BBC que abusó de cientos de menores durante seis décadas hasta su muerte en 2011.

Hasta ahora, 1.016 testimonios de abusos relacionados con el deporte han sido transferidos a detectives especialistas de una organización de protección de menores, así como a la policía.

El número de posibles víctimas se sitúa ahora en 526, cuando el mes pasado estaba en 350, y se maneja la cifra de 126 sospechosos.

El Consejo de Jefes de la Policía Nacional dijo que 248 clubes estaban afectados, desde equipos de la Premier League hasta otros de nivel amateur, si bien no todos estaban siendo investigados.

Abusos en otros deportes

La policía ha dicho que 22 de los testimonios estaban relacionados con otras disciplinas deportivas, incluyendo el rugby, el tenis, la navegación, el atletismo, el cricket y la natación.

"Las acusaciones de abusos a menores no recientes son complejas, a menudo requieren de conocimiento y habilidades especializadas, y puede ser necesario un tiempo para que sean procesadas", dijo el jefe de policía Simon Bailey, que lidera el departamento policial nacional en materia de abusos a menores.

"Sin embargo, se está actuado sobre todas las acusaciones e información recibidos por las fuerzas policiales de todo el país", añadió.

El mes pasado, la Premier League eximió al Chelsea de responsabilidad en relación con las acusaciones de haber incumplido sus normas al no informar sobre las denuncias de abusos sexuales históricos de su exjugador Gary Johnson en 2014.

Johnson, de 57 años de edad, dijo que había sufrido abusos por parte del antiguo cazatalentos del club Eddie Heath en la década de los setenta del siglo pasado. En 2015 recibió una indemnización del club por valor de 50.000 libras esterlinas.