Público
Público

Delito fiscal Marcelo pacta con la Fiscalía cuatro meses de cárcel y un pago de 753.000 euros 

La negociación entre el lateral madridista y la Fiscalía ha quedado reducida  a un 40% de la cuota defraudada.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Marcelo celebrando un gol/EFE

El jugador del Real Madrid Marcelo Vieira ha formalizado un acuerdo de una condena de 4 meses de cárcel por delito fiscal y el pago de 753.624,9 euros con el Ministerio Público, según ha confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio fiscal.

La negociación entre el lateral madridista y la Fiscalía ha quedado reducida a 196.367,08 euros, con esto la logrado una reducir la multa a solo un 40% de la cuota defraudada.  A esta cantidad hay que sumarle los 490.917,70€ defraudados que le atribuye Hacienda, más los intereses de demora.  Según este diario, si el judador del Real Madrid logra evitar la pena de prisión el pago puede rondar los 800.000 euros. 

En el documento del acuerdo definitivo, el lateral confiesa que utiliza una empresa empresa pantalla para evadir impuestos y no declarar todos los beneficios que obtenía con sus derechos de imagen.  Con esto el jugador del Real Madrid se ha declarado culpable de un delito contra la Hacienda Pública previsto en el artículo 305 del Código Penal.

El año pasado la Fiscalía Provincial de Madrid presentó una querella ante el juzgado de Instrucción de Alcobendas contra el futbolista del Real Madrid, por la posible comisión de un delito contra la Hacienda Pública en relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del ejercicio 2013, que asciende presuntamente a 490.917,70 euros.

Según exponía el Ministerio Público, el querellado, de nacionalidad brasileña, optó entre los años 2007 a 2012 por la aplicación del régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español (conocida como 'Ley Beckham') por lo que la deuda tributaria se determinaba "exclusivamente" por las rentas obtenidas en España.

Una vez finalizado el ámbito temporal de dicho régimen especial pasó a tributar en los ejercicios siguientes conforme a las normas generales del IRPF, esto es, por su renta mundial con independencia del lugar donde se hubiera producido o del lugar de residencia del pagador.

Ya en junio de 2006 el futbolista cedió por un precio único de 70.000 dólares sus derechos de imagen a la sociedad uruguaya Consultora Heltry, S.A. quien, a su vez, cedió los mismos un año más tarde por un precio de 802.813 euros a la sociedad británica Chatarella Investors Limited con vigencia hasta el 30 de junio de 2012.

Por un acuerdo transaccional, de fecha 28 de enero de 2013, ambas sociedades resolvieron el contrato firmado en 2007 y "en unidad de acto" la Consultora Heltry, S.A. cedió los derechos de imagen de Marcelo a otra sociedad uruguaya llamada Birsen Trade S.A.

"Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el obligado tributario con el objeto de hacer fiscalmente opacos los beneficios procedentes de la explotación de sus derechos de imagen", precisa la querella.

En este sentido, la Fiscalía señala que el futbolista, "con ánimo de obtener un beneficio fiscal ilícito", presentó en plazo las declaraciones de IRPF de los ejercicios 2011, 2012 y 2013 "sin declarar cantidad alguna procedente de la explotación de los derechos de imagen".