Público
Público

Fallece a los 48 años Wilfred, portero del Rayo en los años 90

El guardameta nigeriano padecía cáncer. Jugador destacado del Rayo y de la selección de Nigeria, después de dejar el fútbol no tuvo una vida fácil: trabajó de mozo de carga para sobrevivir Murió sin dinero para cumplir su última voluntad: ver a sus tres hijos, que viven en Nigeria, antes de morir.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7

Captura del programa 'el Jefe Infiltrado' en el que participó hace un par de años Wilfred / La Sexta

El exportero nigeriano Wilfred Willy Agbonavbare, que jugó en el Rayo Vallecano en la década de los noventa, entre 1990 y 1996, ha fallecido este martes a los 48 años en el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid) debido a un cáncer, según informó el conjunto franjirrojo en su web oficial.

"El Rayo Vallecano informa que nuestro exjugador Wilfred Agbonavbare ha fallecido a primera hora de esta mañana en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. El club comunicará, en cuanto sea posible, y con permiso de la familia el lugar donde se le podrá dar el último adiós", indica en su comunicado el club madrileño.

Minutos antes en su canal de Twitter anunció que el rayismo "está de luto". "El cáncer se ha llevado finalmente a Wilfred que ha fallecido esta mañana a primera hora", dijo en su cuenta oficial de la red social, en la que ha propuesto la etiqueta '#DescansaWilly' para honrar la memoria del exjugador africano.

Conocido en Vallecas como Willy, el portero nigeriano fue internacional con su país, con el que ganó la Copa de África en 1994 y alcanzó los octavos de final del Mundial de Estados Unidos ese mismo año. Tras dejar el Rayo, jugó una temporada en el Écija, club en el que se retiró en 1997.

Willy no tuvo una vida fácil tras dejar el fútbol. Al contrario de lo que se podría suponer por su condición de fútbolista, Wily pasó penalidades económicas: después fue entrenador de porteros en el Coslada (Madrid) y trabajó en una empresa de mensajería y como mozo de carga en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El pasado sábado los jugadores del Rayo Vallecano saltaron al césped del Vicente Calderón con una pancarta de ánimo para Wilfred, en la que se podía leer Fuerza Wilfred. Y Carmen, la señora que iba a ser desahuciada en el barrio de Vallecas, decidió ceder la mitad de lo recaudado por la Fundación del Rayo, cerca de 10.000 euros, para ayudar a Wilfred.

Su última voluntad era ver a sus tres hijos, que viven en Nigeria, antes de morir.