Público
Público

Iniesta: "Quiero devolver al Barça todo lo que me ha dado"

El manchego asegura que quiere cumplir el nuevo contrato que firmó ayer hasta 2014

AGENCIAS

El centrocampista Andrés Iniesta, que ha renovado su contrato hasta 2014, quiere devolver al Barça la confianza mostrada desde hace unos cuantos años, porque considera que el club catalán se lo dado "todo" y desea devolvérselo, dijo, con "todos mis años de fútbol".

Iniesta, de 23 años, renovó su compromiso con el Barça hasta junio de 2014, cuatro años más de los que tenía firmados. El jugador llegó a La Masía con 13 años y siempre ha sido señalado como uno de los grandes jugadores de futuro del club, unas perspectivas que se están cumpliendo.


Asegura Iniesta que siempre se ha sentido valorado en el Barça, por los aficionados y también por sus compañeros "con independencia de lo que dijera el contrato". El jugador insiste en que el acuerdo es diferente "en cantidades y en duración", pero "el cariño y lo que ha demostrado la gente sigue siendo el mismo".

El jugador manchego ha insistido en que se siente un jugador importante en el equipo. "Llevo muchos años y si el nivel sigue siendo el adecuado, estaré hasta el final de mi contrato. El Barcelona me lo ha dado todo y sólo quiero dar todos mis años de fútbol a quien me lo ha dado todo a mí y a mi familia", argumentó.

No quiso explicar si ha tenido que renunciar a otras ofertas más importantes -se habló del interés del Real Madrid en pagar su cláusula de rescisión anterior (60 millones de euros)-, pero insistió en que siempre ha deseado quedarse en el Barcelona y puso un ejemplo: "Es como si llaman a tu casa. Tú decides si quieres salir (a abrir la puerta) o no".

La renovación, un "sueño" en su día más feliz

Ha calificado como "un sueño" el acuerdo alcanzado. "Espero que en el 2014 pueda mirar atrás y ver todos los títulos que habremos conseguido, eso es lo importante", ha afirmado Iniesta, quien comentó que su intención siempre ha sido demostrar que puede estar en un club como el Barcelona.

"Un jugador sólo puede hablar en el campo y eso es lo que intento hacer, en los momentos menos buenos y ahora", insiste el albaceteño, quien no considera que haya alcanzado un nuevo estatus con la renovación. "No me he sentido estrella, ni nada así. Me he sentido un jugador de fútbol, cada vez más importante por los años y por las nuevas responsabilidades. Yo no me siento estrella, ni fantástico ni nada", aseguró.

Calificó el día vivido ayer, con su renovación, como uno de los más felices desde que fichó por el Barça. "Fue un día muy especial para mi. Agradezco al Barcelona, al presi y a la afición, que demuestran que confían en mí. Me gusta ser agradecido, el Barça me lo ha dado todo a mí y a mi familia, lo mínimo que tengo que hacer es devolverlo", ha afirmado.