Estás leyendo: El koljós de Hiddink

Público
Público

El koljós de Hiddink

Análisis del equipo revelación del torneo, formado por jóvenes jugadores de gran técnica

PÚBLICO.ES

Akinfeev

(08.04.86), CSKA Moscú: Uno de los mejores porteros jóvenes del fútbol europeo, pese a que una lesión en una rodilla le tuvo apartado durante seis meses. Ágil, con grandes reflejos, seguro por arriba, impresiona su juego con los pies.

(04.03.79), Zenit: Ha realizado una brillante campaña en la UEFA y es muy regular. En la fase de clasificación, detuvo un penalti decisivo ante Macedonia.

(28.09.82), Zenit: Una de las revelaciones de la temporada. Sus subidas por la banda, siempre con sentido, han generado un enorme peligro. Tiene velocidad, potencia y un gran disparo lejano. Correcto a nivel defensivo y adaptable tanto a una línea de cuatro como a una zaga de tres centrales con carrileros.

(14.07.79), CSKA Moscú: Un fijo durante la fase previa. El mal partido de Shirokov ante España lo devolvió a la titularidad y, con él en el eje central, Rusia ha mejorado en defensa. Es uno de los jugadores con más experiencia del equipo. Fuerte y bueno en el juego aéreo.

(11.01.82), Dinamo Moscú: Ha ido de menos a más y ahora su baja ante España se considera muy importante. Ha impresionado con su espectacular disparo lejano y su capacidad para marcar.

(06.07.81), Zenit: La UEFA de este año le ha cambiado la vida. Antes jugaba de mediocentro, pero las lesiones de los centrales del Zenit obligaron a Advocaat a retrasarle la posición. Sorprendió a todos con la madurez con la que se desempeñó en el eje de la zaga, destacando sobre todo en su salida de balón. Tanto que Hiddink lo convocó para la selección, a la que nunca había acudido. Empezó el torneo como titular, pero estuvo horrible y ya no volvió a entrar en el equipo. Tiene opciones de sustituir a Kolodin.

(20.06.82), CSKA Moscú: Tanto él como su hermano eran fijos cuando Hiddink utilizaba la misma línea de tres que el CSKA, pero desaparecieron por completo de las alineaciones cuando el holandés pasó al 4-1-3-2. Alexei juega más por la izquierda y destaca en el juego aéreo, pero es torpe en la salida de balón.

(20.06.82), CSKA Moscú: Gemelo idéntico del anterior, aunque en su club ocupa el perfil diestro de la línea de tres. Puede entrar en el equipo por la sanción de Kolodin. Es agresivo, contundente y poco ágil.

(20.08.83), CSKA Moscú: Un jugadorazo. Ya destacó en la UEFA, que ganó su club hace tres años, con actuaciones memorables en las últimas rondas. En la Eurocopa, se está reivindicando de nuevo: hasta ahora, es el mejor lateral izquierdo del torneo. Muy bueno, rápido, y con capacidad para desbordar y meter buenos centros. Prefiere jugar como carrilero en una zaga de tres centrales, pero como lateral no sufre en defensa.

(27.02.76), Rubin Kazan: Una auténtica revelación. Había sido un fijo en la selección en su juventud, cuando actuaba casi de delantero. Hiddink dejó de llamarle cuando se hizo cargo del equipo y lo repescó por sorpresa en la lista para la Eurocopa, dándole además la capitanía. En su club, juega de centrocampista de ataque, pero el holandés lo ha reconvertido a mediocentro defensivo. Está cuajando un europeo formidable, con gran inteligencia táctica.

(06.04.78), Dinamo Moscú: Uno de los jugadores en los que más ha confiado Hiddink. Jugó de líbero, aunque en el torneo ocupa el centro del campo, donde puede mostrar todo su repertorio: trabajo infatigable, mucho recorrido, disparo lejano y llegada a portería.

(05.10.77), Zenit: Un futbolista que ha mejorado con el tiempo y que vive su momento de plenitud. Dinámico, con gran capacidad para hacer juego interior, con buena conducción de balón, sacrificado, es una pieza fundamental en el esquema. Fue elegido Mejor Futbolista Ruso de 2007.

(27.02.85), Lokomotiv: Talentoso zurdo al que le gusta jugar en la mediapunta, pero al que Hiddink utiliza escorado a la izquierda. Perdió la titularidad ante Holanda, aunque cuajó una muy buena prórroga y podría recuperarla. Es uno de los jugadores más técnicos y con mayor capacidad para improvisar, pero es irregular, algo frío y, a veces, le cuesta imponerse.

(26.10.83), Lokomotiv: Delantero rápido y desequilibrante, al que Hiddink utilizó en la banda derecha en el primer partido ante España, pero que luego desapareció de las alineaciones. Supone una buena opción para el contragolpe y el cambio más ofensivo posible en caso de ir perdiendo. Pese a su juventud, posee gran experiencia: ésta es su tercera gran competición (ya estuvo en el Mundial 2002 y en la Euro 2004) y llegó a jugar en el Marsella.

(31.01.84), Spartak: El jugador más profundo del equipo y el que se adapta mejor a la definición de extremo puro. Es rapidísimo, hábil en el regate y un auténtico puñal por su costado. Sin embargo, sólo jugó algunos minutos ante España y Suecia.

(17.10.83), Nürnberg: El único de los 23 que no juega en la Liga rusa. Ha descendido a la Segunda alemana con su club. Es capaz de ocupar todas las posiciones en ataque, pero en la selección actúa básicamente por la banda derecha. Versátil, móvil, atrevido.

(28.04.84), Lokomotiv: Autor del 2-1 ante Holanda, ha sido utilizado como revulsivo en las segundas partes en tres de los cuatro encuentros del torneo. Hiddink no podrá recurrir a él, ya que está sancionado. Eléctrico y desequilibrante, puede actuar en cualquier posición de la zona de tres cuartos.

(29.05.81), Zenit: El hombre del momento. Candidato evidente a jugador del campeonato, pese a haber disputado sólo dos partidos. Su actuación ante Holanda fue lo mejor que se ha visto hasta ahora a nivel individual. Tiene todas las virtudes de un mediapunta: capacidad para cambiar el ritmo, pausa, desborde, último pase, golpeo de balón, regate… En la Eurocopa, está confirmando lo que ya apuntaba los últimos años.

(15.12.81), Spartak: Es el ‘9’ del equipo, aunque con capacidad para moverse por toda la zona de ataque. Muy inteligente: juega bien de espaldas, tira desmarques, cae a la banda, posee visión de juego… Le falta ser algo más preciso en la definición, pero por ahora ya ha logrado tres goles en el campeonato. Se ha beneficiado de la lesión de Pogrebnyak.

(21.06.82), FC Moscú: Delantero tipo ‘tanque’, utilizado como solución de emergencia en los últimos minutos del partido ante España, su única aparición en el torneo. Fuerte y potente, pero de técnica limitada.