Público
Público

Más confusión entre la Federación Sudafricana y la IAAF por el 'caso Semenya'

La Federación Sudafricana de Atletismo (ASA) afirma que la atleta ha sido indultada y la IAAF dice que hay que esperar

EFE

Por si el caso de Caster Semenya, la mediofondista sudafricana cuya sexualidad se mide en un laboratorio remoto, no fuese lo suficiente enrevesado, una nueva discrepancia entre la Federación Sudafricana de Atletismo (ASA) y la IAAF acaba de añadir un nuevo capítulo a la polémica.

'(Semenya) ha sido indultada y competirá local e internacionalmente', ha dicho el director de comunicaciones de la ASA, Ethel Manyaka, citado hoy por el diario local The Star.

'La posición de la IAAF es la misma que ha venido siendo durante este tiempo. No haremos ningún comentario sobre este caso hasta que haya sido resuelto', dijo por su parte el portavoz del máximo organismo del atletismo internacional, Nick Davies.

La temporada de atletismo ya está aquí y el entrenador de Semenya, Michael Seme, ha confirmado que su pupila participará en la primera cita de las 'Yellow Pages' series, el próximo lunes en la ciudad oriental de Puerto Elisabeth.

'Correrá en al menos tres carreras de las 'Yellow Pages', dijo Seme. 'Estamos seguros de que correrá en la primera', añadió.

'En estos momentos no hay nada nuevo por parte de la IAAF, independientemente de lo que pueda decir el entrenador de la señorita Semenya', respondió por su parte Davies al diario.

¿Qué está sucediendo? La prensa local especula con la posibilidad de que la ASA se haya adelantado a la hora de hacer el anuncio público de la rehabilitación de Semenya.

Pero el caso es que Semenya no ha sido inhabilitada para competir internacionalmente, aunque la situación podría dar un vuelco brusco si en el laboratorio se confirma que la atleta es hermafrodita, es decir, si tiene órganos sexuales masculinos y femeninos.

Pese a que se esperaban hace tiempo los resultados del examen de sexualidad, la IAAF ha retrasado 'sine die' su publicación, mientras se limita a afirmar que espera encontrar una posición de consenso en cuanto sea posible.

Entretanto, la universitaria de Pretoria y su familia viven una situación desagradable, todavía esperan una disculpa pública por la humillación a la que ha sido sometida Semenya y ni siquiera han recibido de la ASA una notificación oficial de lo que ayer afirmó Manyaka.

'Como familia, nadie nos ha dicho nada. De momento son todo rumores, así que no puedo decir nada', aseguró el padre de la atleta.

Por su parte, la ASA afirmó que, como federación, apoyará a Semenya en todo lo que necesite y que la animará a entrenarse duro con el resto de las atletas sudafricanas.

Semenya, Sudáfrica y los aficionados al atletismo de todo el mundo están a la espera de que la IAAF revele el resultado de las pruebas de verificación de sexo a las que sometió a la atleta después de su espectacular actuación durante los Mundiales de Berlín 2009.

Nadie en la historia de los mundiales de atletismo había conseguido lo que Semenya, quien, con sólo 18 años, se impuso en la final de 800 metros con un margen de 2.45 segundos sobre la defensora del título, la keniana Janeth Jepkosgei, que cruzó la meta en 1:57.90.

La victoria de la sudafricana, conseguida aparentemente con una facilidad pasmosa, despertó las sospechas acerca de su sexualidad y se la llegó a acusar de ser un hombre o, como mínimo, una hermafrodita.