Público
Público

Messi y su padre, imputados por fraude fiscal

Tendrán que declarar el 17 de septiembre por presuntamente haber defraudado entre 2006 y 2009 más de cuatro millones de euros, correspondientes a sus derechos de imagen, a la Agencia Tributaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha imputado al futbolista del FC Barcelona Leo Messi y a su padre, Jorge Horacio Messi, por presuntamente haber defraudado más de cuatro millones de euros a la Agencia Tributaria entre 2006 y 2009 correspondientes a sus derechos de imagen.

Según han informado fuentes judiciales, este juzgado ha admitido a trámite la querella de la Fiscalía de Barcelona y les ha citado a declarar en calidad de imputados el martes 17 de septiembre.

Según la Fiscalía, la supuesta estrategia de Messi consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales (Belice y Uruguay) y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza. De este modo, los ingresos del futbolista transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna en la Hacienda Pública, según el escrito del fiscal.

Para el fiscal, el padre del futbolista, Jorge Horacio Messi Pérez, es el presunto ideólogo de este fraude cuando el jugador era menor, ante las expectativas del elevado valor económico de la cesión de sus derechos de imagen. Cuando Messi cumplió la mayoría de edad, la Fiscalía cree que consintió la táctica de su padre para defraudar a lo largo de 2006, 2007, 2008 y 2009 al FC Barcelona, Banco Sabadell, Danone, Adidas, Pepsi-Cola, Telefónica y Kuwait Food Company, entre otros, a sabiendas de que no pagaba ningún tipo de impuesto por la cesión y explotación de dichos derechos. De este modo, los ingresos netos obtenidos por Messi ascendieron a 2.558.771 euros en el ejercicio de 2007, 3.817.733 en 2008; y 3.798.181 euros en 2009.

La admisión a trámite de la querella es el primer paso del proceso judicial que permite al magistrado comenzar a investigar si se ha cometido o no un delito. Al conocer la querella de la Fiscalía hace unos días, Messi defendió su inocencia, dijo que nunca habían cometido infracción alguna y que habían cumplido todas sus obligaciones tributarias siguiendo el consejo de sus asesores fiscales.

No es descartable que, como suele suceder en las causas por fraude fiscal con varios imputados, sea el padre de Messi el que asuma ante la juez toda la responsabilidad en la creación del entramado presuntamente defraudatorio, lo que podría comportar el archivo de la causa para el jugador si durante la instrucción se constata que no estaba al corriente de los hechos delictivos. La ley castiga con penas de prisión de dos a seis años cada uno de los delitos contra la Hacienda Pública y con una multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada cuando la cuantía evadida exceda de 600.000 euros.

La querella de la Fiscalía se circunscribe a los años 2007, 2008 y 2009, pero, una vez concluya la campaña de declaraciones de la renta, la Agencia Tributaria podría ampliar a los ejercicios 2010, 2011 y 2012 sus investigaciones sobre el futbolista y remitirlas al ministerio público en caso de detectar que también burló la tributación por ingresos derivados de sus derechos de imagen.

Messi, que este mes cumple 26 años, es uno de los deportistas mejor pagados del mundo, con un salario de más de 20 millones de dólares (unos 15 millones de euros) por temporada, según la revista Forbes. Además de su sueldo en el Barcelona, el argentino gana unos 21 millones de dólares en acuerdos con patrocinadores como Adidas, PepsiCo y P&G, y aparece en el décimo lugar en la lista de deportistas mejor pagados del mundo.

Cristóbal Martell, abogado del futbolista del FC Barcelona Leo Messi, ha eludido hacer declaraciones sobre la imputación del jugador a los numerosos medios que aguardaban su salida de la Audiencia Provincial de Baleares, donde se enjuicia el caso Can Domenge. 'Salgo de un juicio y no estoy aquí para estas cosas en estos momentos', ha manifestado el letrado al ser preguntado por el encausamiento de su patrocinado por un presunto fraude fiscal de más de cuatro millones de euros.

El abogado, que en la vista oral que se celebra en Palma representa a la empresa Núñez y Navarro en calidad de acusación particular, ha abandonado las dependencias judiciales acompañado del conocido penalista José Antonio Choclán, quien en el caso Can Domenge ejerce la defensa de la expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca Maria Antonia Munar. 'Lo lamento mucho, no tengo nada que decir', ha incidido ante las reiteradas preguntas de los periodistas congregados.

La imputación de Messi y de su padre, citados a declarar el 17 de septiembre, ha coincidido así con la presencia de Martell en el juicio. En concreto, el encausamiento ha sido acordado por un Juzgado de Gavà (Barcelona) tras admitir a trámite la querella de la Fiscalía de Barcelona.