Público
Público

Diez aspectos que reflejan
todo lo que han cambiado los
Juegos Olímpicos en 120 años

El 6 de abril de 1896 se inauguraron en Atenas los primeros Juegos de la Era Moderna con solo nueve deportes, 241 deportistas y ninguna mujer. Desde entonces hasta los que se van a disputar en agosto en Río ha habido una evolución permanente. 

Inauguración de los Juegos Olímpicos de Atenas 1896.

EUROPA PRESS

MADRID.- Los primeros Juegos Olímpicos Modernos se celebraron en 1896 en Atenas, desde el 6 hasta el 15 de abril. Fueron el resultado del sueño del Barón de Coubertin, un noble e historiador francés que impulsó y creó una competición internacional en la que participaran deportistas de todo el mundo en unión y hermandad y sin ánimo de lucro, solo por el deseo de competir y conseguir la gloria. Así, el lema olímpico es 'Citius, Altius, Fortius' que representa el espíritu de superación, muy característico del deporte.

Si bien mantienen su periodicidad de celebración, cada 4 años, y el espíritu con el que fueron refundados, los Juegos Olímpicos han sufrido innumerables cambios. Durante todo el siglo XX y el siglo XXI, las olimpiadas no han dejado de crecer y evolucionar en todas sus facetas:

1. Número de deportes

En la primera edición de los Juegos Olímpicos hubo competición de nueve deportes distintos, aunque algunos con varias modalidades, como por ejemplo el Atletismo. Los nueve deportes de esta primera edición fueron: atletismo, ciclismo, esgrima, gimnasia, halterofilia, lucha, natación, tenis y tiro. Hoy, los deportes se han incrementado a 35, 28 en los JJ.OO. de verano y 7 en los JJ.OO. de invierno con sus distintas modalidades.

2. Número de deportistas

También ha cambiado el número de deportistas. En los primeros Juegos acudieron 241 deportistas, mientras que en las últimas olimpiadas de 2012 compitieron alrededor de 10.500 deportistas.

La delegación española partiendo a los Juegos de Londres 2012.

La delegación española partiendo a los Juegos de Londres 2012.

3. Países representados

Otro cambio sustancial es el de la cantidad de países que compiten en todos o en alguno de los deportes de las olimpiadas. En 1896 fueron 14 los países que compitieron: Alemania, Australia, Austria, Bulgaria, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Hungría, Reino Unido, Suecia y Suiza. En la última edición fueron 204 nacionalidades diferentes.

4. Profesionalidad

Los Juegos Olímpicos de 1896 nacieron como una competición sin ánimo de lucro y en busca de la gloria. Por esta razón, los profesionales de los deportes no podían participar, ya que se habían lucrado de alguna manera con ello. En la edición de Estocolmo de 1912, Jim Thorpe, estadounidense, ganador de pentatlón y decatlón, tuvo que devolver las medallas al demostrarse que jugó al béisbol semiprofesional. Le fueron devueltas a título póstumo en 1984. Esta polémica norma terminó derogándose en 1981.

5. Participación de las mujeres

En la primera edición de 1896 las mujeres no compitieron en ninguna de las modalidades deportivas de los Juegos. Fue en la siguiente edición, en la de París 1900 en la que por primera vez participaron mujeres, aunque solo en algunos deportes. Desde esa segunda edición, las mujeres fueron participando en distintos deportes. Hoy en día participan de todos los que compiten.

6. Introducción de los Juegos de Invierno

Los Juegos Olímpicos de invierno se introdujeron en el año 1924, y se celebraron en la localidad francesa de Chamonix. Su periodicidad es la misma que la de los JJ.OO. De verano, y coincidieron el mismo año de celebración hasta la edición de Albertville. Desde ese momento, las dos olimpiadas se celebrarán en años diferentes con dos años de diferencia entre ellas.

Los aros olímpicos en las montañas donde se disputaron los Juegos de Invierno de Sochi 2014.

Los aros olímpicos en las montañas donde se disputaron los Juegos de Invierno de Sochi 2014.

7. La antorcha olímpica

Es otro de los cambios que han sufrido las Olimpiadas. Fue a partir de los Juegos de Berlín de 1936 cuando comenzó la tradición de encender la antorcha en Olimpia, Grecia, y que viajara a través de distintos países hasta llegar a la ciudad organizadora de los Juegos. También cambia el diseño de la antorcha por cada edición de los Juegos Olímpicos. Todas son diferentes aunque sirvan para el mismo fin, mantener la llama olímpica encendida hasta llegar al pebetero de la Olimpiada.

Medallas

8. Las medallas

Es el premio deseado por todo deportista que compite en unos Juegos Olímpicos. Cada edición celebrada hace un diseño diferente de las medallas, siempre respetando la tradición de dar la medalla de oro al ganador, la de plata al subcampeón y la de bronce al tercer clasificado de cada competición.

El valor de la medalla tiene que ver más con la gloria de la competición que con su valor real. La medalla de oro que se dio al ganador de una competición en los Juegos de Londres 2012 está compuesta de 1,34% de oro, un 93% de plata y el resto de cobre, alcanzando un valor aproximado de 650 dólares.

Medallas

9. Las mascotas

Mascotas

Es uno de los elementos más distintivos de cada uno de los Juegos Olímpicos. Representa el evento en sí mismo y también algo representativo del lugar donde se realizan. Por ejemplo, el Oso Misha, de los juegos de Moscú de 1980 o Cobi, la mascota de Barcelona 92.

Fue en las olimpiadas de México 68 cuando se introdujo por primera vez una mascota. Desde entonces, cada país organizador de unos Juegos Olímpicos ha diseñado su propia mascota para sus Juegos Olímpicos.

10. La organización

El Organismo encargado de hacer realidad los Juegos Olímpicos es el Comité Olímpico Internacional, fundado en 1894 por el Barón de Coubertain. Todas las olimpiadas se han organizado bajo la tutela y supervisión de este Comité.

Hasta 1972 el Comité Olímpico Internacional rechazó cualquier intento de vincular las olimpiadas con el interés comercial. Fue a partir de entonces cuando se empezó a explorar y explotar los derechos televisivos y los ingresos por patrocinios. Gracias a esta apertura, en 1984 se produjo el primer superávit presupuestario de la organización, gracias al liderazgo de Juan Antonio Samaranch, quien presidió el COI desde 1980 hasta 2001.