Público
Público

El partido más bonito, en juego

Barça y Valencia bregan por ser finalistas

NOELIA ROMÁN

Ilusión, oportunidad, esfuerzo, agresividad, estrategia, goles... No son los únicos, pero sí algunos de los conceptos que conducen a la final de la Copa del Rey. Lo dicen Pep Guardiola y Unai Emery, cuyos equipos se batirán esta noche (21.00 h., Canal +), en el Camp Nou, por la última plaza que rifa el torneo. Con el 1-1 de la ida, Barcelona y Valencia aspiran a imponerse en la segunda semifinal de la competición del KO y aparcar, hasta mayo, uno de los objetivos del curso. Lo es para los azulgrana, que aspiran a su tercera final copera desde que Guardiola asumió las riendas; y también para el equipo ché, deseoso de repetir la fiesta de 2008, su última Copa conquistada.

El gol de la ida concede cierta ventaja al Barça que, sin embargo, la minimiza. Justo como anda de jugadores, exigido por un calendario sin tregua el sábado se enfrenta a Osasuna, en Liga, antes de retomar, el martes, la Cham-pions, el equipo catalán no ve la hora de restar una competición para aligerar la tremenda carga. Si, además, lo hace sumando una nueva final a su lista, miel sobre hojuelas. "La final de Copa es de las más bonitas que hay, es casi el partido más bonito del año", señaló ayer Guardiola, cauto pero optimista.

Sabe el técnico del Barça que el Valencia le complicará la vida como siempre. "Es muy buen equipo y la eliminatoria no se decidirá hasta el último momento", anunció. "Y sólo ganando pasaremos", advirtió. Pero Guardiola ha visto tan bien a sus jugadores que ni siquiera las bajas le aplacan el ánimo. "En Mestalla, hicimos un gran partido, uno de los mejores", sentenció el preparador, que, según dijo, podrá contar con Xavi y Alexis, y mantendrá la duda de Iniesta, Pedro y Busquets hasta hoy. "Estamos mejor de lo que la gente puede intuir; creo que mis jugadores están preparados para repetir una final", concluyó.

Para el Valencia, la clasificación es una cuestión de prestigio "es importante pasar la eliminatoria contra el mejor equipo del mundo", conviene Emery, pero no sólo. Tercero en la Liga y fuera de la Champions aunque aún en la Liga Europa, la Copa es su ocasión más cercana de alzar un título. "Hay ilusión y ganas de poder disfrutar de una final", admite el técnico valencianista, que intentará "anular al Barça" sabiendo que su equipo está obligado a marcar, y que podrá contar con Feghouli y Ricardo Costa, sancionados en el último partido de Liga.