Estás leyendo: El Valencia tira la Copa

Público
Público

El Valencia tira la Copa

Un gran Filipe llevó al Deportivo a empatar los dos goles que marcó Zigic

MARIO LEIS

La distancia entre plantillas iba a decidir la eliminatoria. Parecía claro después de la impecable primera parte del Valencia. Incluso con Villa en el banquillo y Mata en casa, el fondo de armario de Emery en lo que se refiere a atacantes es brutal. Otro mundo para la escasez del Depor. Pero el Valencia le entregó el partido. El Depor, que nunca se rinde, no sólo le recuperó dos goles, sino que le pudo marcar cuatro.

Emery acumuló hombres de ataque y jugó a la táctica Zigic. El gigante enchufó los dos primeros balones que le puso Miguel, aunque en el primero las manos de Manu fueron de plastilina. Pero donde el Valencia ganaba el partido era por detrás del alto. El Chori Domínguez, dinámico, rápido y vertical, huele a gran fichaje; y Silva, de donde nació lo mejor del Valencia, agrietó entre líneas el orden del Depor. La novedosa defensa de Lotina facilitó mucho las cosas.

El Deportivo había empezado mirando la portería rival y se metió en un ritmo abriendo el partido que no le interesaba nada. Fue el propio Valencia el que rescató al Depor con un error defensivo que Filipe aprovechó haciéndole un nudo a Marchena. El brasileño, el hombre del partido, pudo hacer el segundo en la siguiente jugada y a partir de ahí el Valencia se encogió. Llegó el empate. Y otras dos de Filipe, una a puerta vacía después de un jugadón de Adrián. Emery no se lo creía. Cuando quiso mirar a Villa era tarde.