Público
Público

Más de 90.000 moratorias hipotecarias solicitadas durante la pandemia no han sido atendidas

Se han concedido casi un millón, por importe de 50.000 millones de euros, un 4,4% del volumen total de créditos con garantía inmobiliaria.

Edificio de viviendas en venta en Madrid. E.P./Eduardo Parra
Edificio de viviendas en venta en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

VICENTE CLAVERO

Casi un millón de moratorias hipotecarias han sido concedidas desde que estalló la pandemia en la pasada primavera. Pero otras 90.000 han sido rechazadas o, en algunos casos, no han concluido todavía su tramitación, según los últimos datos facilitados por el Banco de España.

El volumen total de los créditos con garantía inmobiliaria cuyo pago ha quedado total o parcialmente en suspenso supera los 50.000 millones de euros.

La moratoria hipotecaria, de tres meses de duración, fue promulgada por el Gobierno en marzo, tras la declaración del Estado de alarma, con objeto de atenuar su impacto económico y social. Aunque al principio sólo cubría el capital y los intereses derivados de la vivienda habitual, luego se hizo extensiva a los inmuebles afectos a la actividad de los autónomos, así como a los arrendados a personas en situación de vulnerabilidad como consecuencia de la crisis sanitaria.

El plazo para solicitarla venció el 29 de septiembre y se presentaron 271.203 peticiones. Hasta el 31 de octubre, habían sido concedidas 228.742. Las otras 42.561 o continuaban pendientes de resolución a esa fecha o habían sido rechazadas por no cumplir alguno de los requisitos establecidos en su momento por el Gobierno.

Dichos requisitos eran básicamente cuatro: estar en desempleo (asalariados), haber perdido al menos un 40% de la facturación (autómos y empresarios), no cobrar con carácter general más de tres veces el IPREM (1.613,52 euros al mes) y que la cuota hipotecaria, junto con los gastos de suministro (agua, luz, gas), supusieran al menos un 35% de los ingresos de la unidad familiar.

A esta moratoria, llamada "legal" o "legislativa", se sumó en abril otra que recibió el nombre de "sectorial", promovida por los propios bancos a través de sus asociaciones representativas (AEB y CECA) para aquellos deudores que no reunieran las condiciones de la moratoria legal o necesitaran más tiempo.

La moratoria sectorial, que también venció el 29 de septiembre, era más flexible y podía durar entre seis y doce meses, en vez de tres. Pero sólo afectaba al capital y no a lo intereses.

El número de solicitudes contabilizadas hasta el 31 de octubre ascendía a 817.716. Sin embargo, no todas habían prosperado: 49.699 estaban inmersas aún en el procedimiento o habían sido denegadas, siempre según los datos facilitados por el Banco de España.

Las peticiones no atendidas suman, pues, un total 92.969, pero el número de personas que no han podido disfrutar del alivio que suponen las dos moratorias es menor, ya que quienes se quedaron fuera de la legal tenían la posibilidad de intentar acogerse a la sectorial y viceversa. La cifra neta no ha sido facilitada por el Banco de España.

Las 996.759 solicitudes aceptadas suman 50.198 millones de euros de deuda, lo que supone un 4,4% del saldo vivo de préstamos de todo el sistema financiero, que al cierre del mes pasado ascendía a 1.132.897 millones. Tanto en el caso de la moratoria legal como en el de la sectorial, los principales beneficiarios son asalariados: 1.105.860. Autónomos hay 299.658, pertenecientes en buena parte a los sectores del comercio (50.883) y la hostelería (52.597).

Además, ha habido otra moratoria para los préstamos sin garantía hipotecaria. Las solicitudes presentadas han sido 421.219, de las cuales se han aceptado 373.964. El volumen de crédito afectado es mucho menor que en el caso de la moratoria hipotecaria: 2.761 millones de euros, menos del 1,5% del total.

Más noticias de Economía