Público
Público

ACS gana un 6,8% más en 2017 apoyada en su filial alemana Hochtief

El grupo afronta la OPA a Abertis con su deuda en mínimos históricos, de sólo 153 millones, frente a los 1.214 millones de un año antes, gracias a ventas de activos y a la generación de caja

Junta de accionistas de ACS. E.P.

AGENCIAS

ACS obtuvo un beneficio neto de 802 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 6,8% sobre el año anterior, gracias a su negocio internacional, impulsado por la contribución de su filial alemana Hochtief, según informó la empresa. ACS indica que su beneficio crece un 15,5% en caso de descontar el efecto de la venta de la filial de servicios urbanos Urbaser cerrada el pasado año.

La firma de construcción germana elevó un 35% su aportación al resultado de la compañía que preside Florentino Pérez, que logró el 87% del total de sus ingresos del exterior.

Norteamérica se mantiene como primer mercado, dado que esta zona aporta el 45% de la facturación, seguido de Austria, con un 30%. España ya sólo supone el 12,6% del total.

En el plano operativo, en el primer ejercicio con Marcelino Fernández Verdes como consejero delegado, la compañía elevó un 9,1% su cifra de negocio, de forma que se situó en 34.898 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó 2.279 millones, un 12,6% más.

En cuanto a la evolución de sus negocios en 2017, la tradicional actividad constructora se mantiene como principal fuente de ingresos de la compañía, dado que aportó 27.221 millones de euros, un 12,4% más, gracias a Hochief, el repunte de actividad de la australiana Cimic, pero también del aumento del 7,1% en el negocio que aún tiene en España, el 4,7% del total.

Al cierre del año, ACS presentaba una cartera de contratos de obra pendientes de ejecutar por valor de 55.529 millones de euros, de la que un 95,4% por ciento son contratos internacionales.

De su lado, la rama industrial mantuvo su facturación en 6.260 millones mientras que la división de servicios, integrada por la filial de servicios de limpieza Clece, generó 1.446 millones, un 6% menos por la venta de una filial de transporte.

En el capítulo financiero, el grupo cerró el ejercicio 2017 con una deuda mínima histórica de sólo 153 millones de euros, un 87,4% inferior a la de 1.214 millones de euros contabilizada un año antes.

De hecho, en caso de excluir la deuda sin recurso a la matriz, la compañía presenta una posición neta positiva de caja de 42 millones de euros.

El grupo logra este recorte como consecuencia de la estrategia de reducción de pasivo iniciada en 2012, impulsada por ventas de activos, y a la generación de caja de sus negocios.

Todo ello a pesar de que durante el ejercicio ACS no dejó de ejecutar inversiones, que se situaron en un importe neto de 308 millones (915 millones de los que 607 millones se saldaron con desinversiones).

ACS presume así de una "sólida situación financiera" ante la 'batalla' de OPAs que se desatará por Abertis cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apruebe la OPA de su filial Hochtief, una operación valorada en 18.600 millones de euros, competidora de la planteada por la italiana Atlantia por 16.341 millones.

Más noticias de Economía