Público
Público

Aena prevé invertir 1.000 millones al año  hasta 2026

El presidente del gestor aeroportuario, Maurici Lucena, apunta que el gruego de las inversiones se centrará en las instalaciones de  Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, que tendrán "bastantes millones adicionales en los próximos años".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat.

El gestor aeroportuario Aena planea invertir unos 5.000 millones de euros en el siguiente ciclo inversor, que abarcará los comprendidos entre 2022 y 2026, según ha señalado el presidente y consejero delegado de la compañía, Maurici Lucena. Este nuevo pico de inversión supondrá duplicar el ritmo actual, de unos 500 millones anuales de inversión, hasta los 1.000 por año, ha señalado Lucena durante un encuentro organizado por Esade.

Lucena ha indicado que se trata de cifras aproximadas pendientes de quedar cerradas en el próximo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA2), que sustituirá al actual, vigente hasta 2021.

El presidente y consejero delegado de Aena también ha señalado que este "pico de inversión" se enfocará sobre todo a los aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas y al de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, que tendrán "bastantes millones adicionales en los próximos años".

Lucena ha informado de que la fase actual es "relativamente baja", de unos 500 millones anuales, ya que durante la primera década de los años 2000 (incluyendo 2011) la compañía realizó una inversión de 17.000 millones de euros, una cantidad "extraordinaria para su envergadura", lo que ha sido uno de los "puntos estratégicos" para la compañía.

Esta inversión fue clave para que Aena sea a día de hoy el "primer operador en volumen de pasajeros" del mundo y, además, da "tranquilidad" sobre las previsiones de aumento de la demanda mundial en los próximos años, que se estima que se el doble para dentro de 20 años.

Crecimiento del tráfico de pasajeros del 3,7%

En concreto, la red de aeropuertos de Aena (46 aeropuertos y dos helipuertos) tiene capacidad excedente para atender a 335 millones de pasajeros frente a los 268 millones de pasajeros de 2018, un "buen margen de crecimiento" para el aumento del tráfico.

El ejecutivo se ha congratulado de que Aena es el "mayor gestor aeroportuario del mundo", algo que "no se mantendrá durante mucho tiempo" porque tienen grandes competidores. Sin embargo, destaca que esto no supone una preocupación porque "lo importante no es ser grandes, sino ser rentables", mientras, asegura que lo van a "seguir siendo". En este momento, Aena participa en aeropuertos del Reino Unido, Brasil, México, Colombia y Jamaica, aunque la intención es "seguir ampliando esa presencia".

Aena espera cerrar 2019 con un crecimiento del tráfico de pasajeros del 3,7%, "una buena cifra que se traducirá en buenos resultados", a pesar de que sería la más baja desde 2013.

Interior de la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El directivo ha considerado que la alta competitividad de los aeropuertos de Aena radica en las bajas tasas aeroportuarias en términos relativos, lo que facilita las operaciones de las líneas aéreas y hace que estos aeropuertos sean muy atractivos para estas compañías.

Para explicar estas tarifas, Lucena ha referido al alto grado de eficiencia en los costes operativos por pasajero y de competitividad de sus aeropuertos.

Según el DORA actual, estas tasas deben bajar un 2,22% de media de manera anual, pero Lucena no ha sabido detallar cómo será su evolución a partir de 2020, después de que este año se hayan mantenido congeladas.

Expansión inmobiliaria en grandes aeropuertos

Lucena también ha explicado el plan de expansión de Aena para los próximos 20 años. Por una parte, ampliará la capacidad y adecuará los aeropuertos con proyectos y obras para expandir las infraestructuras. Este proyecto se centrará tanto en Barajas como en El Prat, donde ya se ha iniciado, y en los de Palma, Tenerife Sur, Bilbao y Sevilla.

El proyecto de inmobiliarios también contempla la nueva estación de autobuses en la T4 de Madrid, "que está muy bien pensada y muy bien ubicada", según Lucena, para facilitar el transporte de los pasajeros, y la llegada del AVE al aeropuerto de Girona, que ayudará a que este aeropuerto complemente a los dos grandes 'hubs' de Madrid y Barcelona.

Además de la capacidad, Lucena ha indicado que otro de los puntos a mejorar de la red de Aena son los servicios, un elemento fundamental ante un "cliente cada vez más exigente". El proyecto contempla la mejora de la señalización, nuevos puntos de información o mejora de los aseos, entre otros.

En esta misma línea, el presidente de Aena considera que "cada vez está más cerca el smartairport" para indicar que la implantación de mejoras en los filtros de seguridad y procesos de embarque, como mecanismos de reconocimiento facial por biometría o escáneres de pasaportes, que aumentan la eficiencia de las operaciones y hacen "más confortable" el paso por el aeropuerto.

Por último, las mejoras también están ligadas a su compromiso con el medio ambiente, "uno de los grandes retos de la compañía". Como primer paso, ha adjudicado a Acciona, Endesa y, en menor medida, Iberdrola, el contrato de suministro de electricidad 100% renovable a los aeropuertos de su red para el ejercicio del 2020 y ha desarrollado el Plan Fotovoltaico, que permitirá a la compañía alcanzar el 70% del autoabastecimiento energético a partir de energía solar, lo que supondría evitar la emisión de 167.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.