Público
Público

El bloque de la investidura salva el techo de gasto de Sánchez en el Congreso

El límite de gasto no financiero presentado por el Ejecutivo (del 3,8% sobre el PIB) ha obtenido 168 votos a favor, 150 votos en contra y 19 abstenciones. ERC advierte de que contribuye a salvar el techo de gasto "para dar una oportunidad a la mesa de diálogo".

Lastra, Rufián, Esteban
La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, habla en el Congreso con Gabriel Rufián y Aitor Esteban

El Congreso ha avalado este jueves el límite de gasto no financiero presentado por el Gobierno para dar el pistoletazo de salida a los Presupuestos Generales del Estado. Los partidos que posibilitaron la investidura de Pedro Sánchez en enero han facilitado con sus votos la aprobación del denominado techo de gasto, que también deberá ser avalado en el Senado.

Las cifras previstas por el Gobierno (un límite de gasto del 3,8% sobre el Producto Interior Bruto) han salido adelante con 168 votos a favor, 150 votos en contra y 19 abstenciones. Han votado a favor el PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, PRC y Nueva Canarias; se han abstenido ERC, Bildu y BNG; y han votado en contra el PP, Vox, Ciudadanos, JxCat, CUP, Navarra Suma, Coalición Canaria y Foro Asturias.

En las últimas semanas el Grupo Socialista se había centrado en negociar el límite de gasto no financiero con aquellos partidos que habían posibilitado casi dos meses atrás la investidura de Sánchez en la Cámara Baja. El grupo más numeroso es el de ERC, que hasta el último momento no ha querido desvelar el sentido de su voto, en la misma semana en la que se ha reunido la mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern de la Generalitat.

El miércoles, el portavoz del Grupo Republicano en el Congreso, Gabriel Rufián, aseguró que su partido no tomaría una decisión sobre esta cuestión hasta "el último minuto". Este jueves a la entrada del Pleno, el diputado catalán no ha avanzado la posición de su grupo, pero, con sus declaraciones, ha dejado la puerta abierta a que ERC, al menos, facilite la aprobación del límite de gasto no financiero.

"Se están cumpliendo los acuerdos. Ayer nos sentamos en la mesa de diálogo. Hoy hay una votación importante que puede abrir una senda más importante, la de la negociación de los Presupuestos. Ver gente diferente hablando y no encarcelándose es una buena noticia", ha asegurado Rufián.

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, se ha mostrado más que optimista a la entrada del Pleno con la votación que tendría lugar horas después en el Congreso . "Hemos trabajado intensamente y bien", ha asegurado.

Ya durante el debate, el portavoz económico de los republicanos catalanes, Joan Margall, ha avanzado que no les gusta el techo de gasto propuesto por el Ejecutivo. "No nos gusta, por ejemplo, que no nos pague el IVA que nos debe, pero hemos venido a resolver el conflicto político". El diputado ha dejado claro que la abstención de su formación busca "dar un margen de confianza". "Hoy no discutimos unos objetivos de estabilidad presupuestaria, si no que damos una oportunidad a la mesa de diálogo", ha concluido.

En Bildu se han abstenido a cambio del compromiso del Gobierno para que los ayuntamientos con superávit puedan realizar mayores inversiones en políticas sociales y servicios a la ciudadanía. "No gustándonos las políticas económicas que emanan de la Unión Europea, creemos que se pueden hacer políticas diferentes dentro de estos márgenes. Hay que explorar el límite de los mismos, a través de la flexibilización y de la subida de impuestos. A la gente no le importa que se suban los impuestos si no les roban el salario", ha asegurado el diputado de Bildu Oskar Matute

JxCat: "No podemos votarles 'sí' a todo a cambio de la mesa

La encargada de presentar el techo de gasto ha sido la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. "El debate de hoy no es uno más", ha comenzado su intervención. "La senda de estabilidad vigente se aprobó en julio de 2017, y ya han pasado casi 3 años. Se han producido muchos cambios desde entonces. Hay muchas diferencias (entre el techo de gasto actual) y las prioridades que el Gobierno asigna en las políticas económicas y presupuestarias. Nosotros estamos en la defensa del Estado social y del bienestar, aunándolo con los avances y la reducción en la deuda pública". 

La ministra ha advertido a los partidos de derecha, en especial al PP, de que el fracaso del límite de gasto no financiero supondría una merma de los recursos de ayuntamientos y Comunidades Autónomas, "también de las gobernadas por ustedes. Luego dirán que este Gobierno no tiene sensibilidad y flexibilidad con las administraciones locales. Si fracasa la senda de establidad, la Seguridad Social tendrá que reducir sus gasto en 7.000 millones y las Comunidades Autónomas en 3.500 millones".

El PP, Vox y Ciudadanos han cargado contra la "política de gasto, gasto y más gasto" que, a su juicio, quiere poner en práctica el Ejecutivo. "Nos presentan un descorazonador panorama en el empleo. Hay que preocuparse de todos los españoles, no solo de los catalanes", ha dicho la diputada del PP Elvira Rodríguez.

"Confunden recortes con gasto eficiente. Austeridad significa gastar bien. A usted la avalan los ERE de Andalucía", ha afirmado la diputada de Vox Inés Cañizares". "Vamos a decir que no, pero no a las pensiones, como intenta hacer creer usted, sino a pagar sus deudas", ha añadido Marcos de Quinto, de Ciudadanos.

El portavoz económico de JxCat en el Congreso, Ferrán Bel, le ha reprochado a la ministra de Hacienda que el Gobierno no se haya sentado a negociar con su partido, y ha desvinculado la reunión de la mesa de diálogo con el Govern de los trámites parlamentarios: "Nuestro voto de hoy se tiene que desvincular de la mesa de diálogo porque alguien podría pensar que para continuar con la mesa habría que votarles todo a favor, y no es de recibo".