Público
Público

Brufau e Imaz ganaron 2,9 millones de euros cada uno en Repsol en 2015

El consejo de administración de la petrolera recibió una remuneración de 12,61 millones de euros,

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz (i), y el presidente de la petrolera, Antonio Brufau (d), en la junta de accionistas de la compañía. E.P.

AGENCIAS

MADRID.- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, percibieron cada uno de ellos una retribución de 2,9 millones de euros en el ejercicio 2015, según el informe anual con las remuneraciones de los miembros del consejo de administración.

En concreto, Brufau recibió un sueldo de 2,94 millones de euros el pasado año, un 22,9% inferior a los 3,81 millones de euros que tuvo de remuneración en 2014. Esta rebaja en la remuneración del presidente de la compañía ya había sido acordada el año pasado, a propuesta del propio Brufau, para que el salario fuera acorde a la nueva distribución de las funciones en la compañía.

Por su parte, Josu Jon Imaz, que se convirtió en el primer ejecutivo de la compañía en abril del año pasado, ganó 2,9 millones de euros en 2015, un 43,7% más que los 2 millones de euros que percibió el año anterior.

Según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ambas diferencias se deben a que en abril de 2014 el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, asumió la totalidad de las funciones ejecutivas en la petrolera, responsabilidad que venía compartiendo con el presidente de la compañía, Antonio Brufau.

El otro consejero ejecutivo junto a Imaz, Luis Suárez de Lezo percibió 2,65 millones de euros el año pasado, un 11% menos que en 2014.

En total, el consejo de administración de Repsol recibió una remuneración de 12,61 millones de euros, un 0,26% más que en el año 2014. Dentro del órgano rector, el presidente de Caixabank, Isidro Fainé, y Manuel Manrique, presidente de Sacyr, mantuvieron su retribución en 354.000 euros.

Repsol ha confirmado este jueves que cerró 2015 con una pérdida de 1.227 millones de euros, frente a los 1.612 millones de beneficio de 2014, tras realizar una provisión extraordinaria de 2.957 millones ante el contexto de bajos precios del crudo que también le ha llevado a recortar un 20 % el dividendo.