Público
Público
laboral coronavirus

Buscar trabajo y ampliar la formación durante el tiempo de ERTE, la opción de muchos trabajadores

Aunque muchos empresarios ven el cierre y el despido como la última opción, la realidad es que habrá más empresas que no consigan sobrevivir por la crisis derivada de esta pandemia por lo que muchos de ellos están utilizando el tiempo en ERTE para buscar trabajo y formarse.

Más de 4.200 cántabros siguen en ERTE en septiembre
Trabajador en una obra. Archivo.

El Banco de España estimó a finales de diciembre del 2020 que entre el 6% y el 10% de las empresas españolas se verán abocadas a su disolución, como consecuencia del coronavirus. Según las conclusiones del estudio el impacto de la crisis del covid-19 sobre la situación financiera de las empresas en 2020: evidencia basada en la central de balances, las pymes son las empresas más vulnerables y, sobre todo, en los sectores más afectados como el transporte, la hostelería, la restauración y el ocio.

Además, según los datos de empresas registradas en la Seguridad Social en el final del 2020, las pequeñas compañías son las grandes perjudicadas, ya que un 99,7% de las casi 68.000 empresas que se destruyeron durante ese año contaban con menos de 50 trabajadores en su plantilla.

Aunque muchos empresarios ven el cierre y el despido como la última opción, la realidad es que habrá más empresas que no consigan sobrevivir por la crisis derivada de esta pandemia y más trabajadores engordarán las listas de desempleo, por lo que muchos de ellos están utilizando el tiempo en ERTE para buscar trabajo y formarse.

Habrá empresas que sigan cerrando pese a los ERTE

La abogada laboralista Sandra Larios explica a Público que algunas de las grandes empresas que tienen a sus trabajadores en ERTE seguramente podrán aguantar la crisis derivada del coronavirus gracias al 'colchón' financiero que tienen, pero que otras no conseguirán aguantar tras tanto tiempo paradas.

"Esto dependerá de los sectores y del tipo de empresa. Un pequeño comercio puede que se esté viendo mucho más afectado que una gran empresa hotelera. En cualquier caso, yo recomendaría a los trabajadores afectados mucho tiempo por un ERTE que aprovechen para formarse", explica.

La secretaria de Salud Laboral y Juventud, Sheila Mateos, explica a Público que la situación derivada del coronavirus está haciendo que muchos trabajadores no puedan recuperar su empleo pese a las ayudas a las empresas.

"Esperamos, y desde Comisiones Obreras haremos todo lo posible para intentar impedirlo, que muchos de los expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) acaben convirtiéndose en EREs (despidos colectivos)", explica.

Hay empresas que están planteando EREs y despidos individuales

"Las empresas que se han acogido a un ERTE, se hayan beneficiado de exoneraciones de cuotas y no quieran devolverlas, tienen el compromiso de mantener el empleo durante seis meses a los trabajadores afectados por dicho ERTE. Aún así, hay empresas que están despidiendo a sus trabajadores y planteando EREs antes de cumplir con el plazo establecido, asumiendo devolver las exoneraciones a la Seguridad Social", asegura la abogada.

Larios explica a Público que, las empresas que transiten de un ERTE a un ERE deben alegar una causa distinta y sobrevenida a la invocada en el ERTE o, tratándose de la misma, un cambio sustancial y relevante. Por otro lado, las empresas que planteen un ERE deben alegar una causa no relacionada con la covid-19.

"Las empresas que quieran presentar un ERE se van a encontrar con el obstáculo de la limitación de despedir por causa relacionada con la covid-19, aunque se están empezando a dictar sentencias que están matizando esa limitación, al declarar procedentes algunos despidos relacionados con el coronavirus. Otras sentencias, en cambio, están declarando estos despidos improcedentes o nulos, según el Juzgado", cuenta.

La abogada explica que, en su opinión, en caso de no ser procedentes, estos despidos deberían ser declarados improcedentes y no nulos.

Por su parte, el laboralista Víctor Llanos explica que se está encontrando "multitud de despidos" porque hay empresas que no están respetando la cláusula de salvaguarda del empleo.

"El Tribunal de Justicia de Madrid, en su última sentencia, ya ha dictaminado que los despidos que se saltan la salvaguarda del empleo son improcedentes, pero no nulos. Por lo que las empresas pueden despedir pagando 33 días por año trabajado que es lo que se paga por este tipo de despidos", explica.

Los trabajadores en ERTE saben de la gravedad de la situación y buscan trabajo

La situación de muchas empresas es grave y por eso multitud de profesionales recomiendan a los trabajadores que se encuentran en ERTE que dediquen ese tiempo a ampliar su formación y a buscar trabajo.

María lleva en ERTE desde marzo y explica a Público que su empresa intentó hacerle una reducción de jornada como consecuencia del coronavirus, pero finalmente aplicó un ERTE. Asegura que durante este tiempo ha estado buscando trabajo y ha realizado cuatro cursos en el SEPE.

"He estado buscando trabajo desde antes, pero veo que la cosa está muy mal y más en mi sector, tengo miedo de que me echen al volver porque no sé si encontraré algo", cuenta.

María explica que "ha sido una incertidumbre constante" y que, aunque todavía no sabe lo que ocurrirá en su empresa, ha dejado atrás ciertos pensamientos "por tranquilidad".

Por su parte, Pablo trabajaba en el sector del turismo —como vendedor de tickets a media jornada y lleva desde el mes de marzo en un ERTE. Está empleando su tiempo en estudiar y ha terminado su doctorado en Historia.

"Los primeros meses los he aprovechado en acabar el doctorado, que presenté en septiembre. Ahora estoy preparando una oposición de archivero porque tengo miedo a quedarme sin trabajo. Además, quiero intentar conseguir un trabajo menos precario y con estabilidad", explica.

Rubén ha sido uno de los trabajadores en ERTE que ha conseguido encontrar trabajo mientras se encontraba metido en este expediente, tras varios meses estudiando y postulando a diversas ofertas laborales.

"Al principio no me puse a buscar trabajo porque pensaba que la situación no se iba a alargar tanto. A los tres meses decidí apuntarme a clases de inglés y en el mes de julio me puse a buscar empleo de forma intensiva y, por muy mal que vi que estaba la cosa, sí que había algo de movimiento en mi sector", explica Público.

"Finalmente, comencé a trabajar a final de octubre del año pasado en una empresa de seguros y sigo trabajando en esta empresa a día de hoy",  concluye.

Más noticias de Economía