Público
Público

La CNMC multa a 34 editoriales de libros de texto con 33 millones de euros por restringir la competencia

La editorial Anele envió cartas a competidores y a los centros educativos, incluyendo amenazas de denuncias y se realizaron medidas de presión concretas contra Edelvives, hasta que se unió a los acuerdos, y se presentaron demandas de competencia desleal contra Vicens Vives.

Madrid aprueba por unanimidad la gratuidad de los libros de texto / EFE

EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado a 34 editoriales de libros de texto no universitarios y a la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (Anele) por coordinar políticas y condiciones comerciales para restringir la competencia.

Esta Comisión también ha puesto fin "al pacto de determinadas editoriales para fijar el precio y condiciones comerciales del libro de texto digital alcanzado entre Anele y diez editoriales", ha informado la CNMC en un comunicado. El conjunto de las sanciones económicas asciende a 33,88 millones de euros.

La investigación partió de una denuncia realizada por la Editorial Vicens Vives y se han sancionado dos conductas ilícitas, una infracción en relación con el desarrollo y aplicación del Código de Conducta para el sector editorial y otra infracción en relación con el libro digital.

Ambas son muy graves, según la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, ha destacado la CNMC. Según Competencia, "ha quedado acreditada la existencia de métodos de castigo a las editoriales que no cumplían con los acuerdos, aunque voluntariamente no se hubieran adherido al Código de Conducta" establecido previamente.

Cartas a competidores

Anele, especifica el comunicado de Competencia, envió cartas a competidores y a los centros educativos, incluyendo amenazas de denuncias y se realizaron medidas de presión concretas contra Edelvives, hasta que se unió a los acuerdos, y se presentaron demandas de competencia desleal contra Vicens Vives.

Anele ha expresado en un comunicado su "estupefacción ante la resolución" de la Comisión y ha afirmado que ni la asociación, ni ninguna de las empresas asociadas han incurrido en prácticas contrarias a la competencia.

Ha considerado la sanción "arbitraria e injusta" e interpondrá, por ello, el correspondiente recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional.

Anele y SM recurrirán

Por su lado, Anele ha expresado en un comunicado su "estupefacción ante la resolución" de la Comisión y ha afirmado que ni la asociación, ni ninguna de las empresas asociadas han incurrido en prácticas contrarias a la competencia.

Ha considerado la sanción "arbitraria e injusta" e interpondrá, por ello, el correspondiente recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional.  Asimismo, la editorial Santillana ha apuntado en una nota que está en "desacuerdo" con las dos prácticas "supuestamente restrictivas de competencia que fundamentan la resolución de la CNMC".

SM también ha manifestado su desacuerdo con la resolución de la CNMC, que no es definitiva y que recurrirá ante la Audiencia Nacional  SM comunica que disiente rotundamente de la reciente resolución y defiende la consistencia, fundamentación legal y la necesidad del Código de Conducta al que hace alusión. A juicio de la compañía, dicho Código propugna la libre elección de los centros y docentes de los libros de texto en base a sus necesidades y en atención a criterios pedagógicos.