Público
Público

El deterioro de los salarios castiga a los nuevos pensionistas por segundo año consecutivo

Las trabajadores que se está jubilando en 2017 cobran menos que quienes lo hicieron en 2016, que ya registró una inusual caída.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7

Varios pensionistas sentados en un banco en la localidad burgalesa de Briviesca. AFP

A falta de los datos correspondientes a noviembre y diciembre, todo apunta a que 2017 se cerrará con otro descenso en el importe de las nuevas pensiones, el segundo consecutivo desde que en 2015 tocaron techo.

Los trabajadores que se han jubilado entre enero y octubre de este año están percibiendo una media de 1.320,69 euros mensuales, frente a los 1.332,37 de 2016, según la información proporcionada por la Seguridad Social.

Por regla general, las nuevas pensiones de jubilación suelen ser más altas que las anteriores mientras los salarios (y, por lo tanto, las bases de cotización) vayan creciendo también. Éstos, sin embargo, han sufrido un significativo deterioro durante la crisis económica, que afecta ya a los bolsillos de quienes abandonan su vida laboral, con independencia de que lo hagan antes o después de cumplir la edad preceptiva.

Los trabajadores que se jubilaron en 2015 percibieron ese año, por término medio, 1.342,94 euros mensuales; es decir, un 1,7% más que los que se han incorporado al sistema en 2017. Hasta entonces, las nuevas pensiones habían sido mayores que las precedentes, pero la tendencia se invirtió y, según los expertos, es muy probable que no vuelvan a su cauce habitual hasta que los salarios recuperen su tradicional senda alcista.

Los hombres de 65 o más años se jubilaron en octubre con una pensión media de 1.512,25 euros, un 50% más que las mujeres

Hay que tener en cuenta que los trabajadores por cuenta ajena cobran hoy bastante menos que cuando se produjo el estallido de la crisis. En 2008, según e Instituto Nacional de Estadística (INE), la retribución media mensual era de 1.940,99 euros, mientras que en el tercer trimestre de este año estaba en 1.809,12. La caída es aún más notable si se compara con el mejor dato de la serie, el de 2015, en que se alcanzaron los 2.026,14 euros.

La última información hecha pública por la Seguridad Social pone de manifiesto también la profunda brecha existente entre las pensiones que cobran los hombres y las mujeres nada más jubilarse. En el primer caso, asciende a 1.437,88 euros mensuales y en el segundo, a 1.124,00, siempre según cifras correspondientes al pasado mes de octubre. Esa desigualdad se acentúa conforme es mayor la edad en que el asalariado deja su vida activa.

Si se tienen en cuenta sólo a los trabajadores pertenecientes al Régimen General de la Seguridad Social, los varones de 65 o más años se jubilaron en octubre con una pensión media de 1.512,25 euros mensuales, un 50% más que las mujeres (1.005,28 euros).

La diferencia entre sexos por debajo de los 65 años es sustancialmente menor, aunque también a favor de los hombres: 1.635,29, frente a 1.531,47 euros mensuales.