Público
Público

La deuda pública baja en julio, pero todavía sigue por encima del 120% del PIB

El endeudamiento del conjunto de las administraciones públicas se sitúa en los 1,42 billones de euros, el segundo registro más elevado de la serie histórica.

Un semáforo en rojo cerca de la sede del Banco de España en Madrid. E.P./Isabel Infantes.
Un semáforo en rojo cerca de la sede del Banco de España en Madrid. Isabel Infantes. / EUROPA PRESS

La deuda del conjunto de las administraciones públicas españolas bajó ligeramente en julio hasta los 1,42 billones de euros, que es el segundo registro más elevado de la serie histórica.

Los datos de avance de la deuda pública actualizados este viernes por el Banco de España revelan una pequeña reducción de 8.692 millones, un 0,6 %, con respecto al récord de junio hasta cerrar en 1.416.928 millones de euros.

A pesar de esta bajada, la deuda pública era todavía 126.102 millones de euros superior a la de julio de 2020 y se había incrementado en 215.214 millones con respecto a febrero de 2020, antes de la irrupción de la pandemia de la covid-19.

La economista senior de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) María Jesús Fernández achaca esta corrección a un vencimiento importante de una emisión de bonos y avanza que, según las cifras del Tesoro, "en agosto retomó la tendencia alcista y se incrementó en unos 4.500 millones".

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha señalado este viernes en una jornada organizada por la escuela de negocios IESE que "el endeudamiento público es muy alto", lo que coloca a España en "una situación muy vulnerable" en caso de repunte de los tipos de interés.

Además, el elevado endeudamiento "deja poco margen fiscal para afrontar cualquier crisis futura", por lo que aboga por una política de apoyo económico "más quirúrgica", centrada en los sectores más afectados, compatible con la consolidación fiscal.

El gobernador también ha defendido la necesidad de diseñar "ya" el plan de consolidación fiscal que se implementará en el futuro para dar credibilidad a los mercados.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en una jornada organizada por la escuela de negocios IESE, en Barcelona. E.P./ David Zorrakino
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en una jornada organizada por la escuela de negocios IESE, en Barcelona. David Zorrakino / EUROPA PRESS

El Banco de España solo ofrece la ratio de deuda sobre el PIB al cierre de cada trimestre y la calcula sobre la base de PIB de los cuatro últimos trimestres.

Conforme a este sistema, el PIB de los cuatro últimos trimestres (los dos últimos de 2020 y los dos primeros de 2021) fue de 1.164.783 millones de euros, lo que arroja una ratio del 121,6% del PIB.

En cambio, los expertos normalmente prefieren calcular la ratio con la previsión de PIB para el cierre de año, que es la base sobre la que se realizan las previsiones.

BBVA Research prevé que la economía española cierre 2021 con un PIB de 1.208.500 millones de euros, lo que situaría la deuda de julio en el 117,2% de ese PIB.

Desde Funcas, Fernández advierte de que aún no hay información suficiente del tercer trimestre para calcular una ratio de PIB, aunque espera que baje con respecto al segundo trimestre.

La previsión del Gobierno para el conjunto del ejercicio es que la deuda termine en el 119,5% del PIB, gracias en parte al crecimiento económico esperado.

Deuda por subsectores

Los datos publicados por el Banco de España muestran que, al cierre de julio, la mayor parte de la deuda se concentraba en el Estado, con 1.224.654 millones de euros, 10.632 millones menos que en junio y el segundo registro más alto para este subsector.

También se redujo la deuda de las comunidades autónomas -en 1.624 millones, hasta cerrar en 311.305 millones-, de las corporaciones locales -en 223 millones, hasta cerrar en 22.466 millones- y de la Seguridad Social -en 1 millón, hasta 91.854-.

En cuanto a los instrumentos, los valores representativos de deuda sumaban 1.215.842 millones de euros, 1.134.746 millones a largo plazo y 81.096 millones a corto plazo.

El resto de la deuda se repartía en préstamos (196.151 millones) y efectivo y depósitos (4.935 millones). 

Más noticias de Economía