Público
Público

Discriminación Laboral La brecha salarial se perpetúa

Las mujeres sin formación reciben un tercio menos de salario que los hombres, y con titulación superior, un cuarto menos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mujer trabajadora

La población trabajadora con un título de Segunda Etapa de Educación Secundaria gana en España, el 40,08 % menos que quienes cuentan con una Licenciatura o Doctorado Universitario. Y quienes no han superado los estudios de primaria, perciben el 59,47 % menos que las personas que cuentan con una licenciatura o doctorado académico, denuncia en un comunicado UGT a partir de los datos de la última Encuesta Cuatrienal de Estructura Salarial del INE, publicada en 2016.

La cualificación no impide la brecha salarial

La diferencia en euros entre mujeres y hombres con una licenciatura o doctorado, se establece en 9.495,38 euros, una cantidad que se aproxima al salario de una mujer sin formación. Existe una fuerte infravaloración de los trabajos de las mujeres, que ya no son explicables desde la falta de formación, como se ha mantenido durante décadas.

El nivel académico de las personas debería traducirse en mejores oportunidades de empleo y mayores salarios. El informe anual de la OCDE sobre el Panorama de la Educación 2019 señala que mientras que las personas que han adquirido titulaciones de educación superior tienen mayores posibilidades de incrementar su salario con el paso del tiempo, aquellos con un nivel de titulación más bajo suelen ver cómo su salario disminuye a lo largo de su carrera profesional.

Esto es cierto con carácter general, pero no en el caso de las mujeres. Que van a percibir siempre salarios inferiores a los de los hombres, independientemente del nivel de formación.

Entre las razones que el estudio arguye para explicar la brecha salarial entre mujeres y hombres están los estereotipos de género, las convenciones sociales o la discriminación hacia la mujer, aunque señala como uno de los factores fundamentales la diferencia en la elección de campos de estudio que conducen a carreras profesionales que tienen asociados salarios diferentes. Los hombres se inclinan más por el estudio de carreras relacionadas con los campos de ciencias e ingenierías (STEM), mientras que una mayor proporción de mujeres se matricula en carreras relacionadas con la educación, humanidades, idiomas o arte, las cuales tienen asociados salarios inferiores.

Según se refleja en el informe internacional, las mujeres tienden además a buscar, en mayor medida que los hombres, carreras profesionales menos competitivas que ofrecen mayor flexibilidad laboral y les permite compatibilizar mejor las responsabilidades familiares y laborales. Este último argumento, es más
acorde a una interpretación, que a un hecho constatable.

Se promociona antes al hombre que a la mujer en puestos directivos

Con estos datos es fácil deducir que, si hay mayor número de mujeres que de hombres con títulos universitarios, no se traslada esta situación de manera
directa a una mayor presencia de mujeres
que de hombres en las ocupaciones de directoras, jefas, encargadas, responsables, o cualquier puesto de trabajo que tenga como tareas principales las de dirigir y organizar el trabajo en las empresas. Y esto sucede en todos los niveles de estudios, no solo en los universitarios.

Las brechas salariales por nivel de estudios, según la última encuesta oficial publicada, revela que ser mujer sin formación en nuestro país, te reduce el salario en un tercio en relación a los hombres. Y si eres mujer y obtienes un título de Licenciatura, Grado o Doctorado, percibirás una cuarta parte menos del salario de los hombres, con la misma titulación académica, a pesar de que estas situaciones discriminatorias, que están prohibidas en el artículo catorce de la Constitución Española.