Público
Público

La economía española creció un 5% en 2021, la mayor tasa en 21 años

En 2020 la caída fue del 10,8%  como consecuencia de la pandemia. La recuperación ha ido de menos a más. El Gobierno apunta que habrá un mayor crecimiento económico en 2022.

Una camarera sirve una cerveza en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona
Un camarero sirve un tubo de cerveza, en las instalaciones del Leganés Beer Festival, a 3 de julio de 2021, en la Plaza Mayor de Leganés, Madrid. Isabel Infantes / Europa Press

La economía española cerró 2021 con un crecimiento del 5%, el mayor en lo que va de siglo. El Producto Interior Bruto (PIB) recupera así parte de la caída que registró en 2020, cuando se desplomó un 10,8% como consecuencia de la pandemia. España no crecía tanto desde el año 2000, cuando el PIB repuntó un 5,2%.

Según los datos provisionales de Contabilidad Nacional publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto del año el PIB a precios corrientes se situó en 1,203 billones de euros, una cifra que es un 7,2% mayor que la de 2020. 

Dos factores han influido notablemente en este crecimiento. El consumo nacional aportó 4,6 puntos del crecimiento del último año (13,2 puntos más que en el ejercicio anterior), frente a las cuatro décimas que representó la demanda externa (2,6 puntos mejor que el dato de 2020).

Así, el consumo de los hogares registró en 2021 un crecimiento del 4,7%, su mayor avance anual desde 1999, mientras que el gasto público aumentó a un ritmo del 3%, tres décimas menos que en 2020. Con el repunte de 2021, ya son siete años consecutivos de crecimientos del gasto público.

Por su parte, la inversión retornó a tasas positivas el año pasado al crecer un 4,1%, en contraste con el desplome del 9,5% que experimentó en el primer año de pandemia, el de 2020.

La recuperación económica parece sólida. De hecho, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada esta misma semana apuntan que el empleo ya ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia, aunque la precariedad laboral sigue siendo un lastre. De hecho, en términos interanuales, las horas trabajadas crecen un 2,9%, tasa cuatro décimas inferior a la del tercer trimestre de 2021, y los puestos equivalentes a tiempo completo lo hacen en 6,4%, dos décimas más, lo que supone un aumento de 1, 12 millones de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

El aumento del PIB de acuerdo con el avance del INE se sitúa por debajo del que pronosticaba el Gobierno (6,5%), pero está muy por encima de las últimas previsiones que habían publicado el Banco de España y la OCDE (4,5 %) y en línea con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (4,9%), la AIReF (5,1%), Funcas (5,1%) y el BBVA Research (5,1 %).

La recuperación, en cualquier caso, ha ido de menos a más. El año empezó con una caída de la actividad del 0,7% por los efectos de la tercera ola de la pandemia  el temporal Filomena, pero a partir de primavera la economía a mostrar dinamismo. El PIB volvió a crecer un 1,2% entre marzo y junio y ya en los meses de verano lo hizo un 2,6%. En los últimos tres meses del ejercicio, el PIB se apuntó un incremento del 2%. Es cierto quela llegada de ómicron ha tenido algunos efectos en la parte final del año, especialmente en el consumo privado, que entre octubre y diciembre el consumo se redujo un 1%. En cambio, se disparó la inversión, que creció un 10% respecto al trimestre anterior, con lo que el crecimiento se mantuvo robusto.

Y todo ello sin que el sector del turismo, que representa un 12% del PIB, haya alcanzado aún los niveles que tenía antes de la pandemia.

Por sectores, el mayor aumento lo protagonizó la agricultura, con un alza del 9%, muy por delante del observado en industria (2%), los servicios (1,8%) y construcción (1,6%).

La inversión, por su parte, se disparó un 8,5%, con la inversión empresarial por encima de la destinada a vivienda y construcción (6,1% frente a 2,3%).

Satisfacción y optimismo en el Gobierno

El Gobierno ha mostrado su satisfacción por los datos del PIB al señalar que  que el crecimiento de la economía española de 2021 fue "muy intenso" al tiempo que ha destacado que prevé que la economía siga en esa misma línea durante 2022 y 2023.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha afirmado que  el país se encuentra "en una buena situación de partida" para que el crecimiento de 2022 sea mayor que el del último ejercicio.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha señalado este viernes que 2022 va a ser un año de "crecimiento altísimo" de la economía, superando las cifras de 2021 gracias a la fortaleza del mercado laboral, el plan de resiliencia y la recuperación del turismo internacional.

El optimismo contrasta con el alarmismo que ha exhibido el PP.  Pablo Casado, considera que los datos son "otro batacazo" para el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, porque España creció en 2021 "la mitad de lo que prometió" y "un 23% menos de lo aprobado" en los Presupuestos Generales del Estado. Casado ha resaltado que el INE "confirma la peor recuperación de Europa". Sin embargo, este dato no es cierto: este viernes también se ha hecho público el crecimiento del PIB en Alemania, que fue del 2,8%, sólo algo más de la mitad del PIB español.

Por parte de los sindicatos, UGT señaló este viernes que la aprobación de la reforma laboral y la subida de los salarios serán "claves" para "apuntalar la recuperación" de la economía española. En este sentido, UGT considera que "perseverar en la expansión fiscal y una gestión eficiente de los fondos europeos serán las claves del desarrollo económico en 2022", así como "mejorar el empleo y subir salarios".

Más noticias de Economía