Público
Público

La bajada histórica del paro en 2021 desautoriza las previsiones alarmistas del PP

La hemeroteca nos deja un carrusel de intervenciones catastrofistas del principal partido de la oposición que contrastan con los datos oficiales sobre desempleo. Los dirigentes populares han retorcido las cifras de la última EPA para criticar al Gobierno de Pedro Sánchez. 

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, en su visita a una quesería de Matadeón de los Oteros (León) este jueves.
El presidente nacional del PP, Pablo Casado, en su visita a una quesería de Matadeón de los Oteros (León) este jueves. David Mudarra

"Que caiga España que ya la levantaremos nosotros". Esa frase, pronunciada por el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro en 2010 parece volver a ser un mantra en la estrategia de oposición del actual Partido Popular (PP) hacia el Gobierno de Pedro Sánchez. Los datos de desempleo según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no deberían lugar a muchas dudas. Salvo en el partido que lidera Pablo Casado, que este jueves ya volvía a retorcer los datos de desempleo para seguir criticando al Ejecutivo. La hemeroteca nos deja un carrusel de intervenciones catastrofistas y alarmistas del principal partido de la oposición que contrastan con los datos oficiales. La estrategia es similar a la usada con l

Desde Génova, fuentes del equipo económico, trasladaban el miércoles varios mensajes sobre los datos del paro, horas antes de la publicación de la EPA. Uno de ellos es que la mayoría del empleo creado había sido público y no privado. Los datos lo desmienten. Durante 2021 se crearon 744.300 puestos de trabajo en el sector privado, frente a los 96.400 del sector público. Además, septiembre a diciembre, el sector público perdió 8.500 ocupados y en el sector privado aumentó la ocupación en 162.500 personas.

Casado se apoya en datos de 2020 para justificar su posición. En el global de aquel año sí que el aumento del empleo privado estaba por debajo de lo público. "El empleo en educación y sanidad no cuenta", defienden en la dirección nacional para realizar sus críticas. Este argumento de los populares es recurrente. A principios de este año, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, acusaba al Gobierno de que los datos del paro estaban "dopados", en la línea del argumentario usado este jueves por su presidente nacional. 

Los populares, no obstante, se olvidan, frente al mantra de que "España es un país de funcionarios", de los datos reales en comparación con los países de nuestro entorno. Según datos de la OCDE en 2019, nuestro país estaba muy por debajo en porcentaje de trabajadores públicos respecto al resto Y por debajo de la media europea. 

La estrategia llevada a cabo por los populares es similar a la usada con los fondos europeos y Bruselas

La estrategia llevada a cabo es similar a la usada con los fondos europeos y Bruselas. De hecho, han llegado al punto de cuestionar incluso a la propia Comisión Europea. Numerosas han sido las veces en las que Gamarra se ha enzarzado en las sesiones de control al Gobierno con la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. "Parece que les molesta que vaya muy bien el mercado de trabajo y hayamos recuperado los niveles de empleo previos a la pandemia", le afeaba la ministra a Gamarra el pasado mes de noviembre. 

Sonoras también han sido los cruces de "datos" entre la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y el secretario general del PP, Teo García Egea. En su defensa de la reforma laboral de Mariano Rajoy, ahora en debate para su modificación, Díaz recordó al dirigente popular que el país que en 2012 destruyó más empleo en Europa fue España. "Casi el 90% de todo el empleo destruido en la UE. Puede seguir afirmando lo que quiera, pero este dato tiene una causa: la reforma laboral del PP", afirmó la ministra. Díaz apuntó que esas modificaciones llevaron la tasa de paro al 27%. La actual, conocida este jueves, es del 13,3%. 

Otro dato catastrófico, y falso, es el que le dio García Egea a la ministra en abril. Dijo que España tenía 6 millones de parados. Unas cifras lejanas a los 3,9 millones de aquellos momentos. Sí hubo más de 6 millones de personas en paro registradas en el año 2013, durante la Presidencia de Rajoy. En el PP intentaron añadir a las cifras oficiales, para que les salieran las cuentas, a los trabajadores en ERTE, los autónomos en cese de actividad y otras personas no ocupadas. Una estrategia que volvió a usar este jueves Casado en su valoración ante los medios de comunicación. 

Las previsiones de García Egea en octubre seguían siendo apocalípticas. También en el Congreso afirmaba que desde que Sánchez está en el Gobierno "hay un 3% más de parados, un 5,3% más de mujeres desempleadas y un 1´8% más de jóvenes menores de 25 años que no encuentran trabajo". La EPA de 2021 lo niega. 

También hay que destacar algunos pronósticos realizados por el economista Daniel Lacalle, secretario de Economía del PP. En una entrevista realizada con El Mundo en marzo de 2020 se aventuraba a que la tasa de paro llegaría en España al 35%. Ese año se registró un 16,13% al final del cuarto trimestre y el pico más alto fue en el tercer trimestre, con un 16,26%. 

Rechazo a la subida del SMI

Otra lucha económica, relacionada con el desempleo, que han llevado a cabo desde el PP es su negativa a que subiera el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). En septiembre del pasado año decían que "no era el momento", que la economía todavía debía "asentarse" y esto "mete presión" a los costes de las empresas. En aquellos momentos la subida, pactada sin el apoyo de la patronal, fue de 15 euros. 

Pero para el PP, ahora "tampoco es el momento" adecuado para una subida salarial. Este mismo miércoles volvían a repetir sus argumentos de septiembre ante las intenciones de Díaz de convocar a la mesa de diálogo social para el 7 de febrero. Elvira Rodríguez, vicesecretaria de Política sectorial de los populares, adelantó la postura de su partido a los medios de comunicación. Desde Génova argumentan que ya "ha subido mucho en los últimos tiempos", unos incrementos que han generado "problemas en el sector primario y en el servicio doméstico". 

Por último, los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el Gobierno tampoco se han escapado a las críticas relacionadas con el empleo. Las cuentas para 2021 iban a a abocar a España, según Casado, a "un nuevo erial" de "paro, déficit, deuda y depresión económica". Sus previsiones para 2022 no son mucho más alentadoras. "Los Presupuestos pactados con radicales nos dejan como la economía más desequilibrada y que peor se recupera", pronosticó hace un par de meses. 

Más noticias